Inicio La Pampa "La Pampa, la que menos empleo privado genera"

«La Pampa, la que menos empleo privado genera»

El empresario Luis Bertone es el actual director regional de Trabajo de la Patagonia, un cargo en el que hace unos meses fue sorpresivamente designado por el gobierno nacional que conduce Mauricio Macri. En las últimas horas emitió un comunicado de prensa donde hace un análisis sobre la situación laboral en nuestra provincia.
«La Pampa, dentro de nuestra región, es la provincia que menos empleo privado genera. En los últimos 10 años, de 2007 a 2017, solamente se crearon 3.000 empleos privados. En promedio las provincias linderas crecieron un 19%, mientras que La Pampa, creció un 8%. Si miramos 20 años para atrás, la diferencia sigue siendo amplia. La Pampa creció un 56% en 20 años, mientras que el promedio de las otras provincias creció un 97%. Esto está causando que los pampeanos emigren de la provincia. Hay 250 mil pampeanos que no viven acá, porque no tienen trabajo», señaló Bertone.

Empresario.
El funcionario, que en nuestra provincia se hizo conocido como empresario hotelero y de cotos de caza, añadió que en La Pampa «tenemos mucha inversión pública, sin utilidad para nuestra sociedad, por ejemplo en emprendimientos que quedan truncos, y no generan ningún empleo privado, decididos a dedo, debemos replantearnos esta situación. Por ejemplo la inversión en el frigorífico de Bernasconi; se invirtieron según datos de la prensa 10 millones de dólares en 2006, hoy vale 840 mil dólares. La mala inversión pública, genera que no sea viable la inversión privada».
También remarcó que «si se lograra mejorar sólo el 2% por año la eficiencia del presupuesto provincial, que es de aproximadamente 1.500 millones de dólares, estaríamos generando ganancia e inversiones privadas por 30 millones de dólares todos los años».
Bertone, en tanto, dijo que el sector energético «es el que más está absorbiendo trabajadores», incluso en La Pampa con «la Cooperativa de Acha, que está trayendo nuevos molinos para el parque eólico. Estamos de a poco y dolorosamente, readecuando nuestros precios internos de energía a los estándares internacionales, que estuvo relegado por 15 años, todos entendemos que no es un proceso agradable, pero debemos ser conscientes que aún hoy, somos el país con la energía más barata de Sudamérica. Este reacomodamiento devuelve la rentabilidad al sector».