Inicio La Pampa La Pampa sigue con un caso: contactos dieron negativo

La Pampa sigue con un caso: contactos dieron negativo

PREOCUPA QUE LOS TRANSPORTISTAS NO SE AISLEN EN SUS CASAS AL REGRESO

El gobierno provincial informó ayer que, al menos por ahora, entre las personas que tuvieron contacto estrecho con el camionero de Realicó, no se produjeron casos positivos de Covid-19. De las 17 que habían sido consideradas posibles contagios por haber tenido cercanía con el paciente, una fue descartada, ya que de la investigación realizada por el equipo de Epidemiología surgió que no era un contacto estrecho.
Por ese motivo, son 16 las personas que están aisladas y permanecerán en esa situación durante 14 días, bajo una estricta vigilancia médica. De ese grupo, por ahora, solo fueron hisopadas tres personas (todas dieron negativo).
¿Por qué solo tres? El ministro de Salud, Mario Kohan, explicó a este diario que lo realmente importante es que todos los contactos estrechos están aislados y que permanecerán en esa condición durante las dos semanas que demora en manifestarse la enfermedad. Durante su cuarentena, si alguno de ellos manifiesta un síntoma, sí se le realizará el test PCR para obtener un diagnóstico.
«Cuando la persona está asintomática, las posibilidades de que el test salga positivo es muy poca. Por eso solo se realiza cuando la persona desarrolla al menos uno de los síntomas», explicó.

Tenía síntomas.
Una alta fuente del Ministerio de Salud confirmó a este diario que el camionero realiquense no estaba asintomático el sábado, cuando se realizaron los test PCR a 26 personas de la localidad de Realicó. El mismo paciente admitió que tenía dolor de garganta y tos, pero le había restado importancia ya que era algo común en él y que se le manifestaba todos los años. Por ese motivo hicieron hincapié en la recomendación de no subestimar los síntomas y de consultar ante la aparición de cualquiera de ellos.
El grupo de personas que hoy permanece aislado fue contactado tras una investigación epidemiológica que se realizó dentro del circuito laboral-familiar del caso positivo. De esta manera, se estableció inicialmente que eran 17 personas, de los cuales finalmente quedaron 16. «Dos de estos contactos tienen residencia fuera de la Provincia por lo que además de haberlos contactado telefónicamente, se dio aviso a las autoridades de salud de las respectivas jurisdicciones», indicaron.

Todos aislados.
Desde Salud Pública indicaron a este diario que las personas aisladas son mayormente contactos de contactos que estuvieron con el camionero realiquense. «Solo una persona de Toay tuvo contacto con el camionero (NdR: su test dio negativo) y fue aislada el domingo. Pero él tuvo un contacto con 10 personas, por lo cual todas fueron aisladas. El domingo se trabajó todo el día y se hizo una medida extrema. Se mandó al hotel a gente que no había que mandarla. Ante la duda, metimos a todos adentro», explicaron.
La fuente consultada por este diario sostuvo que la persona que resultó infectada luego de viajar por trabajo a Ensenada, en la provincia de Buenos Aires, no tuvo oportunidad de salir mucho porque llegó el viernes y el sábado ya le habían realizado el test. El funcionario insistió en la necesidad de que los transportistas entiendan que cuando regresan de viajar a lugares con trasmisión comunitaria, como ocurrió en este caso, deben quedarse en su casa y no salir a reuniones sociales.
A su vez, insistió en que no deben tomar mate ni participar de reuniones sociales en los destinos que frecuentan para llevar o traer los productos que transportan.

Toay aclara.
En tanto, el municipio de Toay emitió ayer un parte de prensa en el que aclaró que no existe ningún caso positivo de coronavirus en esa ciudad. El comunicado de las autoridades toayenses fue publicado «ante la múltiple cantidad de versiones surgidas» a partir del caso de Realicó. «En la ciudad de Toay no hay ninguna persona con testeo positivo de coronavirus», afirmaron.
En el parte aclararon que toda la comunicación oficial sobre la cuestión específicamente sanitaria está en manos del área de Epidemiología provincial, dependiente del Ministerio de Salud de La Pampa, que concentra toda la información y administra los procedimientos que se realizan con relación a la pandemia.
«Desde nuestro lugar, estamos siguiendo todos los protocolos para garantizar la salud de los toayenses y trabajando activamente con el propósito de mantener el status sanitario que hemos logrado con tanto esfuerzo comunitario», dijeron.
«Todas las áreas del Departamento Ejecutivo comunal están trabajando con la intensidad y responsabilidad que requiere la situación, en coordinación con el área de Epidemiología de la Gobernación, para cuidar la salud de las vecinas y los vecinos. Recomendamos a la población seguir con las normas sanitarias actuales, tales como uso de barbijo, distanciamiento social y procedimientos de higiene», concluyeron.

Demoran a un hombre.
Un hombre de 52 años fue demorado y acusado por el presunto delito de “intimidación pública”. La situación surgió a raíz de una denuncia que presentaron desde el Ejecutivo provincial ante un mensaje de audio que se viralizó.
La investigación comenzó luego de que funcionarios del Ministerio de Salud provincial presentara una denuncia ante la circulación de un mensaje “con información alarmante, a través de WhatsApp”.
De esta manera, tomó intervención el fiscal de Delitos contra las Personas, Oscar Cazenave, y el fiscal general, Máximo Paulucci. Según precisaron fuentes judiciales a LA ARENA, la presentación penal fue realizada “en la seccional cuarta por funcionarios de Salud. A partir de distintas diligencias, se logró identificar a quien sería, presumiblemente, el autor del audio”.
Por estos motivos, el sospechoso, que sería trabajador de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE), fue demorado y trasladado a la sede de la Brigada de Investigaciones de la UR-I. Ya en sede policial, continuaron, se lo “notificó del inicio de un sumario por el presunto delito de intimidación pública, previsto en el artículo 211 del Código Penal”. A su vez, los representantes del Ministerio Público Fiscal ordenaron el secuestro del teléfono celular que tenía en su poder. Posteriormente, fue notificado en libertad.