viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa La pampeana que lo dejó todo para cumplir el sueño de su...

La pampeana que lo dejó todo para cumplir el sueño de su hijo

Otra vez, los pampeanos dejan marcada su huella en los medios masivos de comunicación. Esta es la historia de Graciela, una guerrera, que lo dejó todo no para lograr su sueño sino para cumplirle el mayor anhelo a su hijo Danilo…pese a los prejuicios…pese a las barreras.

Graciela es de General Pico y junto a su hijo Danilo participaron este viernes del programa de preguntas y respuestas «Quién quiere ser millonario» conducido por Santiago del Moro en la pantalla de Telefé.

A medida que el programa avanzó, la mujer contó, de a poco, una historia digna de imitar.

UN 25 DE MAYO.

Graciela relató que un 25 de mayo de 2010 su hijo Danilo miraba los festejos por el Bicentenario. En ese momento apareció en la pantalla un despliegue de danza clásica y, en ese momento, su hijo, que tenía tres años, la miró y le aseguró, con absoluta convicción, que quería dedicarse al baile.

«Danilo siempre bailó en casa pero su papá no quería, supongo que por prejuicios, quería que vaya a deporte», expresó Graciela.

Empujada por la pasión creciente de su hijo, Graciela se metió en Facebook y consiguió que aceptaran a su nene en un festival de Carlos Paz. Viajaron los tres y allí lo vieron reconocidos artistas del género y le sugirieron aplicar para entrar a la escuela del Teatro Colón donde, en la actualidad, actúa Danilo.

DEJARLO TODO.

La madre piquense, que se definió como musulmana, optó por dejarlo todo y acompañar a Danilo hasta las últimas consecuencias. Tras separarse de su esposo, se fue de Pico hacia Capital Federal donde empezó a trabajar como modista y empleada doméstica para costear los gastos.

«Por suerte, el papá de Danilo aceptó que su hijo está haciendo lo que ama, vino a distintas muestras y se emociona mucho», dijo la mujer.

Mientras contaba su historia, Graciela respondía las preguntas del juego. En un momento, el conductor pidió que Danilo de unos pasos de baile para que todos lo puedan disfrutar. Y así fue. El joven enfrentó el escenario central y mostró lo que más sabe hacer con gran estilo.

«Este año, en julio, lo becaron para el Royal Ballet de Londres, pero no pudimos viajar porque no conseguimos la plata para los pasajes. Yo mandé un mail explicando lo que pasó y vamos a volver a aplicar para la beca del año que viene. Me dijeron que si él daba con el perfil que buscaban le ofrecían terminar sus estudios en Londres. Voy a dar todo por él», completó la madre que ganó 30 mil pesos y se retiró con aplausos y felicitaciones. Un ejemplo digno de imitar.