Inicio La Pampa "La pena en expectativa es la prisión perpetua"

«La pena en expectativa es la prisión perpetua»

EL FISCAL KOMAROFKY OPINO SOBRE EL FEMICIDIO EN GENERAL PICO

El fiscal piquense Guillermo Komarofky expresó que le correspondería la pena de prisión perpetua a Enzo Gauna (27 años), en caso de comprobarse que perpetró el femicidio de Valeria Coggiola (34), en el interior de una vivienda del barrio Molino de esta ciudad el martes a la madrugada. Además ratificó que no había denuncias de violencia de parte de la víctima hacia el acusado, y confirmó que ambos mantenían una relación de pareja desde al menos el año anterior, aunque no convivían en el mismo domicilio.
«La pena en expectativa es la única que prevé el código penal para este tipo de delitos, es la prisión perpetua. No establece una pena mínima y una pena máxima por el tipo de delito que es», señaló.
Komarofky, quien forma parte de la Fiscalía de Delitos contra las personas de esta ciudad, y que participa de la investigación de este caso junto a los fiscales Ivana Hernández (Fiscalía de Género) y Armando Agüero (Fiscalía General), refirió que el acusado del delito de Homicidio agravado por haber sido cometido contra la persona que mantuvo una relación de pareja y por media violencia de género, se negó a prestar declaración cuando fue llevado a los Tribunales de Pico. Poco después, el juez Alejandro Gilardenghi le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso judicial.
«Formalmente no hubo un anoticiamiento a ninguna autoridad en el que se pusiera en conocimiento hechos de violencia o amenazas de parte del imputado hacia la víctima. Es materia de investigación a determinar las causales si existía violencia previa que la víctima no la haya ventilado», contó.
Sobre diferentes aspectos de la causa el fiscal prefirió mantener reserva, dado que son materia de investigación, como el desencadenante de la trágica discusión. «El motivo que pudo haber existido es materia de investigación, pero sí podemos confirmar que mantenían una relación de pareja. Solía venir y quedarse en la casa de la víctima y, sabemos que viene desde el año pasado manteniendo una relación sentimental», contó.

Autopsia y pruebas.
Tras los diferentes allanamientos llevados a cabo en Pico y Catriló, los investigadores dieron con diferentes elementos que serán analizados en el curso de la causa. «Se encontró un arma con manchas sanguíneas y se encontraron ropas con manchas que es materia a analizar si es o no sangre. Creemos es el arma y la ropa utilizada en el femicidio», dijo el fiscal.
Otro elemento de vital importancia es el resultado de la autopsia, que se le practicó a la víctima el martes a la tarde, que determinó que recibió veinte puñaladas. «La autopsia arrojó una cantidad de datos, más allá de las lesiones presentes en la víctima, datos de las posiciones en las que recibió estas heridas, como así también de la extrema violencia. Está siendo materia de investigación si hay signos de defensa», sostuvo.
Durante el inicio de la causa ya se pidieron distintas medidas de prueba como el examen mental obligatorio, el examen antropométrico y una extracción de sangre al imputado, «para determinar el patrón genético y poder cotejarlo con distintos rastros levantados en la escena del hecho y con distintos elementos de prueba que se secuestraron en Catriló», manifestó.
En los próximos días, cuando se recepcione parte del material probatorio que fue secuestrado en la escena del crimen y en Catriló (donde se detuvo a Gauna), se solicitarán más medidas de prueba, referidas al análisis de las comunicaciones.

Viaje y confesión.
También es materia de investigación el modo en que el imputado llegó hasta la localidad en la que reside, dado que habría viajado desde Pico en remís hasta Quemú Quemú, donde lo esperaba un auto para llevarlo hasta Catriló. Los investigadores intentarán reconstruir lo acontecido los días previos y los momentos posteriores al femicidio.
«Nosotros tomamos conocimiento por el jefe de la UR II, Daniel Güinchinau, que fue anoticiado por el comisario (Marcelo Cortes) de Catriló, que tenían a una persona demorada y que podría haber sido partícipe de un hecho de sangre. A partir de la recepción de distintos testimonios nos llevan a dar con el domicilio de la víctima y hasta ahí nos trasladamos con el fiscal Agüero y la fiscala Hernández. La investigación avanzó por distintos caminos para reconstruir los momentos y los días previos al desenlace fatal como los momentos posteriores al hecho y las decisiones que tomó el homicida. No podemos decir si tenemos o no a la persona que lo trasladó, pero tenemos determinado cómo llegó a Catriló desde Pico.
Por último, el fiscal refirió que si bien Gauna habría confesado el hecho en primera instancia, no lo ratificó en Fiscalía, por lo que no tiene validez legal. «Si el imputado llegase a confesar el hecho en sede policial y después se remite a ese hecho delante de su abogado defensor y lo ratifica, podemos decir que confesó el hecho», dijo y finalizó: «Pero si el imputado pude haber hablado y acá no lo confesó, nosotros tenemos que quedarnos con la negativa de él a prestar declaración de imputado y anudar distintos elementos previos para demostrar que es él, más allá que lo confiese o no. Con la investigación tenemos que juntar los elementos para demostrar quién es el autor de este hecho, que creemos que es la persona que está detenida».