“La planta está muy avanzada”

LA PROVINCIA TRATARA LOS RESIDUOS PATOLOGICOS EN TOAY

El subsecretario de Salud pampeano, Gustavo Vera, aseguró que “está muy avanzada” la construcción de la planta de tratamiento de residuos patológicos en Toay y destacó que se pondrá en funcionamiento en marzo.
“El proyecto está muy avanzado. Se tuvieron que hacer algunas prórrogas por distintos motivos planteados por la empresa, pero estamos prontamente a terminarla”, manifestó el funcionario, agregando que la planta “a mediados de marzo ya tiene que estar funcionando”.
Y agregó que “se está trabajando de la misma forma que antes con la colaboración de la municipalidad, pero la obra está avanzada y también la licitación de la empresa”.
La obra contempla la construcción de una celda de disposición final, una pileta de tratamiento de líquidos y todas las obras accesorias que permitan asegurar la disposición final en un predio cerrado y con seguridad adecuada.
La Planta de Tratamiento de Residuos Patológicos se hará en un predio ubicado sobre la ruta provincial 9 hacia Cachirulo, lindante al Autódromo, en el marco de la emergencia declarada por la Legislatura sobre la manipulación, transporte, tratamiento y disposición final de residuos patológicos. La inversión rondará los 56 millones de pesos.
En Santa Rosa, el tratamiento se hace por enterramiento en el relleno sanitario, aunque la situación no da para más. Ante esto, el Poder Ejecutivo avanzará con una “licitación de urgencia” bajo la declaración de la emergencia y se tardará entre 90 y 120 días para que se pueda dar los primeros tratamientos de los residuos.
“Es una obra grande que tiene un tiempo importante. Se consensuó un proyecto provincial por el que se va a cambiar la forma de tratamiento pasando a una etapa de enterramiento, autoclave y horno pirolítico. Esta semana empezarían los primeros trabajos”, manifestó Vera.
El funcionario, además, destacó la predisposición del gobierno municipal que permitió la prórroga del convenio por el que se hace cargo de los patológicos hasta que se ejecute el proyecto de la Provincia en Toay, y por el que se realizó una audiencia pública. “Se van a tratar los residuos en conjunto”, manifestó Vera, lejos de polemizar con la comuna.

Aplicación.
En el marco de la Ley Provincial 1586 y a partir de la firma de un convenio con la Provincia, el 16 de septiembre de 1996 la Municipalidad de Santa Rosa se comprometió a prestar en forma gratuita -y sin plazos de vencimientos ni cláusulas de rescisión- el servicios de recolección, transporte, incineración y disposición final de los residuos patogénicos de las dependencias de la Subsecretaría de Salud Provincial y de la Zona Sanitaria I.
El 30 de diciembre de 1998, las partes complementaron algunos aspectos del convenio de 1996 referidos al financiamiento de los bienes necesarios para la prestación del servicio y la habilitación para arancelar la tarea para los generadores de centros asistenciales privados.
En 2006, el municipio y Bienestar Social ampliaron el objeto del convenio de 1996, y la comuna asumió la prestación del servicios de incineración y disposición final de los residuos patogénicos generados en los centros asistenciales “Padre Angel Buodo” de General Acha y “Luisa P. Pistarini” de Victorica.
Sin embargo, el 3 de agosto del año pasado, el intendente Leandro Altolaguirre dio de baja el convenio en forma unilateral limitando a 90 días corridos -prorrogables por única vez- la recepción de los residuos patológicos de Santa Rosa y de la Zona Sanitaria I.
Luego, se dio una prórroga, por lo que la Provincia aceleró los tiempos para instalar la planta de tratamiento en Toay, en el marco de la declaración de la emergencia, que aporta herramientas para comprar bienes de capital, de consumo, servicios y a contratar obras para el manejo de los patológicos.
Sobre los casos de brote de hantavirus que surgieron en Epuyén (en Chubut), el funcionario aclaró que “a nosotros no nos está ocurriendo, es un tema que estamos tratando de prevenir desde la Dirección de Epidemiología. Por lo general aparecen problemas respiratorios, en La Pampa no tenemos ninguna notificación en ese sentido”.