Inicio La Pampa La Policía ahora puede clausurar por su cuenta

La Policía ahora puede clausurar por su cuenta

NUEVAS MEDIDAS PARA EVITAR CONTAGIOS

Personal de la comisaría de Catriló clausuró en la madrugada de ayer un pub debido a que se llevaba adelante una fiesta y no se cumplía con los protocolos sanitarios epidemiológicos establecidos por las autoridades provinciales ante la pandemia de Covid-19. Al propietario del local se le labró un acta de constatación. Esta es la primera clausura de un local nocturno que hace la Policía en el ámbito de la Unidad Regional I, a partir del nuevo decreto provincial que comenzó a regir el viernes.
Fuentes oficiales indicaron a LA ARENA que cerca de la 1.40, la policía se presentó en el local «Wikend», ubicado en la intersección de las avenidas Viale y Alem, para controlar los protocolos sanitarios epidemiológicos acorde a lo establecido en el decreto de necesidad de urgencia (DNU) 235/21, la ley provincial 857 y el decreto (840/21).
En el pub -agregaron los voceros- se constató que había una fiesta, donde los clientes no respetaban con el distanciamiento mínimo, y algunos de ellos se encontraban bailando entre sí, como en un boliche. Además, casi la totalidad de los presentes no tenía colocado el tapaboca y nariz o barbijo.
Enseguida, el personal uniformado le labró al dueño del local el acta de constatación, y se le dio intervención a la Subsecretaría de Relaciones Laborales, Dirección de Inspecciones y SRT de la provincia. Luego se colocó en la puerta de ingreso la faja de clausura del pub. En el lugar, además de la policía, estuvo el inspector comunal Darío Kroll que ofició como testigo. Algunos asistentes a pub de Catriló subieron videos a las redes sociales en el momento que se desarrollaba la fiesta.

Nueva facultad.
A partir del nuevo decreto provincial, la Policía está facultada a clausurar locales nocturnos -además de labrarle un acta al dueño-, que no cumplan con los protocolos sanitarios, y le da intervención del caso a la Subsecretaría de Relaciones Laborales. Hasta ahora, las clausuras las hacían los municipios e intervenían los Juzgados de Faltas.
Asimismo, desde la comisaría indicaron que se podrían iniciar actuaciones judiciales contra el organizador de la fiesta por infracción al artículo 205 del Código Penal.