viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa La Provincia analiza un proyecto para cárceles modulares

La Provincia analiza un proyecto para cárceles modulares

LA INICIATIVA APUNTA A DISMINUIR LA SOBREPOBLACION DE DETENIDOS

El gobierno provincial tiene en sus manos un proyecto para darle una solución rápida y efectiva a la sobrepoblación en las comisarías. Se trata de una iniciativa para instalar cárceles modulares para alojar a internos de baja peligrosidad con las condiciones básicas de habitabilidad y seguridad.
El proyecto fue elaborado en el marco de la pandemia de Covid-19, para evitar que el virus se propague dentro de los establecimientos penitenciarios provinciales, como por ejemplo las comisarías y la Alcaidía. A su vez, posee una estructura similar a la que se utilizó para montar los módulos hospitalarios en Santa Rosa y General Pico.
Según pudo saber LA ARENA, el proyecto contempla módulos interconectados entre sí, vinculados por un pasillo central de traslado de internos y de circulación de vigilancia. A su vez, se fraccionan en pabellones, lo que resulta «fundamental» para no generar grandes aglomeraciones de internos. «Cada pabellón cuenta con un patio interno, lo cual le da a los internos posibilidad de esparcimiento y, además ventilación de los módulos», contaron fuentes allegadas a la iniciativa.

Propuesta compleja.
La propuesta fue formulada por el Gobierno provincial a un grupo de profesionales, que luego elaboraron el proyecto. La idea del Ejecutivo era «desarrollar celdas para la Alcaidía, y en base a eso, se elaboró un esbozo de lo que podían ser las cárceles, contemplando el tema de seguridad y servicios, espacios para la custodia y los internos, sanitarios y sala de máquinas».
Si bien el pedido del Gobierno apuntaba a instalar celdas dentro de la misma Alcaidía, el proyecto presentado cumple esos requisitos y va un paso más allá. «Se propuso que esto se podría instalar en un predio. Ahí se podrían poner los módulos y trasladar a todos los internos de baja peligrosidad», comentaron.
«Cada módulo se convertía en un pabellón autosustentable, donde ellos podían salir al patio sin compartir el espacio con otros internos. Entonces, en caso de que hubiera infectados de Covid-19, no se mezclaban en los pabellones».
De todas maneras, el proyecto era versátil y podía concretarse dentro de la Alcaidía o en un terreno distinto, ya sea en Santa Rosa o en otra localidad. «Como es modular, se puede plantar una vigilancia, pasillo y dos o cuatro pabellones. Después se podría ir incrementando según las necesidades», destacaron.

Iniciativa flexible.
El proyecto presentado contempló las enormes complejidades que posee diagramar una estructura carcelaria. «Hay que ponerse a pensar lo que es seguridad, una red de anti-incendios, electricidad, calefacción, sanitarios y mobiliarios. Se tuvo en cuenta toda la cuestión de seguridad y de servicios y quedaron muy bien resueltas», contaron.
Además, según precisaron, no demanda gran cantidad de espacio. «Depende de la cantidad de internos, pero en 50×50 metros se puede hacer. En caso de que se necesiten solo dos pabellones, se arma en 20×20. Desde ahí se va sectorizando más, ampliando o no los módulos».
«Se puede hacer dentro de la Alcaidía, pero también podría ser autosuficiente y plantarlo en un predio grande como el de Ipesa, donde lo ponés con doble alambrado de seguridad. Es bastante versátil», agregaron.

Una solución rápida.
Por el momento, la iniciativa está en las manos del Ejecutivo provincial y hasta el momento no se ha tomado una definición. «No se sabe qué viabilidad le dieron, pero es una solución muy rápida para el problema de sobrepoblación, más en un contexto de pandemia», deslizaron.
En ese sentido, resaltaron que lo bueno del proyecto es que posibilita «sectorizar y no tener todos dentro de un pabellón. Si hoy se contagia un interno de la Alcaidía, es muy probable que se contagien todos. Como esto lo manteníamos como sectores, no había forma de que los internos se vayan y se contagien».
Sin embargo, aclararon que es «una solución ante la pandemia», porque «en el transcurso de los años le tienen que dar una solución final. Pero esto para salir del paso es espectacular, y el día de mañana esos módulos se desacoplan y se pueden reutilizar».
«No es una inversión de momento, sino que puede ser utilizado para otras cosas. El mismo sentido tiene el hospital móvil, el día de mañana se desarma y se pueden hacer, por ejemplo, enfermerías por toda la provincia», graficaron.
También tuvieron en cuenta que cualquier edificio que se pretenda construir para albergar más internos y solucionar definitivamente el problema de la sobrepoblación, demanda un lapso importante de tiempo. «Desde que empezás a hacer el proyecto, lo licitás y lo ejecutás son años, por eso esta propuesta es importante para el ‘mientras tanto’. Con esto, en meses se puede dar una solución hasta que esté la definitiva. Es viable».