sábado, 21 septiembre 2019
Inicio La Pampa La provincia avanza con un acuerdo para reabrir Calzar

La provincia avanza con un acuerdo para reabrir Calzar

UNA EMPRESA NACIONAL DE PRIMERA LINEA DISPUESTA A RADICARSE EN LA PAMPA

Las negociaciones iniciadas el año pasado por el Ministerio de la Producción para encontrar una alternativa real al cierre de la planta de Alpargatas y el consecuente despido de los 132 personas que trabajan allí, parece encaminarse hacia un resultado concreto. De fuentes oficiales se conoció que una empresa del rubro calzado, de reconocimiento nacional, tiene firmes intenciones de radicarse en La Pampa y tomar esa mano de obra calificada que quedó sin trabajo. La empresa habría dejado trascender que si todo va bien, el personal a contratar será más grande aún que los 132 despedidos de Calzar.
El Ministerio de la Producción viene trabajando intensamente en procura de la reinserción laboral de un grupo de trabajadores despedidos el año pasado de la empresa Alpargatas (ex Calzar) y en ese camino comenzó la búsqueda de posibilidades de inversión. Sobre el particular se conoció recientemente el interés de una empresa que tendría intenciones de concretar inversiones en la provincia de La Pampa y, con tal motivo, se produjo un importante avance en los últimos tiempos.
En la última reunión efectuada, de la que participó el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, representantes de la empresa y referentes de la agrupación de los ex empleados de Alpargatas, se convino el inicio de una prueba de aptitud técnica del personal despedido, prueba que se llevaría a cabo en la ciudad de Santa Rosa, y cuyos resultados serían condición determinante para la radicación de la misma.
Desde el Ministerio de la Producción, destacaron la positiva respuesta de los inversores interesados en tomar el recurso humano disponible merced a lo acontecido en la planta de Alpargatas, por lo que estaría sumamente avanzada la posibilidad de una radicación de la compañía, lo que posibilitaría una incorporación progresiva del personal seleccionado.
Los despedidos de Alpargatas (ex Calzar) atraviesan la lógica angustia por la pérdida de los puestos laborales y muchos de ellos, con larga experiencia en el trabajo del calzado, prácticamente habrían consumido el total de la indemnización percibida por parte de la empresa. Son pocos los ex trabajadores de Alpargatas que pudieron reinsertarse en el acotado mercado laboral y varios de ellos debieron tomar recaudos para evitar el retorno de los hijos radicados en otras provincias por razones de estudio.

Solución.
El intento de solucionar la afligente situación de los trabajadores despedidos ya había sido anticipada por el ministro en el marco del anuncio de la Expo Vivero 2018, a pocos días de conocerse el cierre de la planta de Alpargatas en Santa Rosa que dejó en la calle a 132 trabajadores de la industria textil. «Estamos viendo la posibilidad de realizar un proyecto de auto empleo para generar alguna nueva oportunidad laboral», había señalado entonces.
En ese contexto el ministro advertía sobre los trabajos en conjunto con la Subsecretaría de Trabajo, Empleo y Capacitación Laboral, a fin de analizar las competencias y saberes de cada uno de los trabajadores despedidos. «Queremos conocer detalladamente cuántos son administrativos, personal de mantenimiento, especializados en tareas textiles, y en distintos saberes. La idea es saber con qué potencial de diferentes conocimientos contamos, para poder ofrecerlos al mercado laboral de Santa Rosa; que puedan absorber gente con alta especialización o experiencia dentro de una actividad laboral específica», dijo en esa oportunidad.
La novedad de la posible radicación de una empresa de fuerte liderazgo en el rubro calzados obraría como la esperanzadora noticia largamente esperada por los trabajadores pampeanos, según el análisis de los equipos técnicos del Ministerio de la Producción que trabajando detrás del nuevo proyecto fabril.