Inicio La Pampa La Provincia contrató el diseño de la nueva Terminal

La Provincia contrató el diseño de la nueva Terminal

A TRAVES DEL CFI

El Ministerio de Obras Públicas de la provincia de La Pampa contrató a través del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a un estudio de arquitectos de la ciudad de Buenos Aires para el proyecto de obra de la nueva Terminal de Omnibus de Santa Rosa. La información llegó a este diario a través de profesionales locales, que se mostraron alarmados por la noticia (ver aparte) y luego fue confirmada por distintas fuentes oficiales.
Una de las fuentes aseguró que el contrato para el diseño del proyecto ronda los 12 millones de pesos. Las propuestas de los principales estudios de arquitectura del país que fueron consultados oscilaron entre ese monto y los 15 millones de pesos. La contratación no la hizo en forma directa el Estado provincial, ya que el contratante es el CFI.

Evitar una demora.
Las voces oficiales que hablaron sobre el tema con este diario aseguraron que la decisión de avanzar omitiendo un concurso abierto y público tuvo que ver con evitarse la demora superior a un año que esto hubiera significado, por los plazos que un proceso concursal lleva implícitos. «Nación nos aseguró los fondos para este año y no podíamos dejar que se fuera el año sin licitar. Esta fue la razón. Por supuesto que se analizó el tema y cuando lo discutimos sabíamos que se podía generar algún malestar, pero se optó por avanzar rápido para no perder los fondos», explicaron.
La Provincia realizó consultas con nueve estudios de arquitectura, algunos de Buenos Aires y otros de la provincia de Córdoba, a los que pidió antecedentes y presupuestos. La elección del que hará el proyecto tuvo en cuenta la experiencia y también el monto presupuestado.
El mecanismo de contratar a través del CFI no es nuevo, explicaron, puesto que se ha utilizado en la contratación de otro tipo de proyectos. Como ejemplo pusieron el estudio sobre la fundación (los pilotes) del Megaestadio, que reveló deficiencias que debieron ser subsanadas previo al inicio de los trabajos de techado que realizó la empresa Cinter.

Al lado de las vías.
El 30 de marzo, el gobernador Sergio Ziliotto firmó un convenio marco con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, para la construcción de la nueva Estación Terminal de Omnibus de la capital provincial. «En pocos días determinaremos el procedimiento para avanzar en el proyecto definitivo y así llamar a licitación antes de fin de año», había dicho entonces el gobernador Sergio Ziliotto.
El lugar donde se emplazará la Terminal es un terreno lindante a la Colonia Penal (Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal), motivo por el cual la provincia realizó gestiones ante la Agencia de Administración de Bienes del Estado -AABE-, con el objetivo de obtener la transferencia de esos terrenos. El propio Ziliotto mantuvo reuniones con el presidente y vicepresidente de ese organismo, Martín Consentino y Juan Agustín Debandi, respectivamente.
La nueva Terminal ocupará una superficie cubierta aproximada a los 5.000 m2, alrededor de 2.000 metros cuadrados semicubiertos, totalizando una cantidad cercana a los 7.000 m2 de construcción, a los que se suman casi 22.000 metros cuadrados de áreas exteriores. En cuanto a su ubicación, consensuada con el intendente santarroseño, Luciano Di Nápoli, tiene la ventaja de encontrarse cerca de las vías del ferrocarril, lo que permitirá pensar a futuro un acceso adicional a partir de la infraestructura existente.

Malestar de arquitectos
La noticia de la contratación de un estudio de arquitectura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para confeccionar el proyecto de la obra de la nueva Terminal de Omnibus de Santa Rosa no cayó bien entre los profesionales de la provincia, especialmente los de nuestra ciudad. Ayer, varios estudios hicieron llegar a esta redacción su enojo por la decisión y anticiparon que hoy podría haber alguna expresión formal al respecto.
Los matriculados pampeanos entendían que la contratación del proyecto de obra debía realizarse a través de un concurso público, abierto, en el que todos pudieran presentarse, dada la oportunidad económica y profesional que representa esa obra pública.
Al menos uno de los que se comunicó con este medio ya estaba al tanto de cuáles eran las razones oficiales para acudir a una contratación directa a través del CFI, pero los argumentos no parecen haber morigerado el malestar entre los profesionales de la arquitectura que fueron consultados.