La Provincia no autorizaría una estación de servicios

AUTODROMO VIEJO

El proyecto de ordenanza para el levantamiento de la restricción que el intendente propicia para el viejo autódromo tiene detrás una amenaza de juicio y un negocio inmobiliario de la Caja Forense para poner una estación de servicios sobre esa zona de recarga del acuífero que abastece a buena parte de la ciudad.
La versión oficial de la municipalidad sostiene que el “sentido común” indica que ya “no es necesario un autódromo en Santa Rosa” porque cerca está el de Toay. De esa manera se levantaría la restricción municipal a la Caja Forense. Pero necesitan la aprobación de la Secretaría de Recursos Hídricos que es la autoridad de aplicación. Ayer desde ese organismo provincial se consideró difícil que se autorice la instalación de una estación de servicios sobre la zona de recarga de un acuífero estratégico que abastece a la ciudad de Santa Rosa.

Imprevista.
La imprevista presentación del Ejecutivo municipal de un proyecto de ordenanza para permitir que la Caja Forense pueda disponer del predio del viejo autódromo para lotearlo, si bien sorprendió a propios y extraños, es muy posible que salga aprobada del Concejo Deliberante.
Ayer este diario informó que el proyecto de ordenanza enviado por el intendente Leandro Altolaguirre posibilitaría que la entidad propietaria del inmueble ubicado sobre la ruta 5, pueda darle una utilización distinta. Eso habida cuenta que -por una ordenanza específica- estaba destinado en forma “exclusiva” a autódromo, en tanto Santa Rosa careciera de un circuito de carreras.
Ahora, con la proximidad del autódromo de Toay -inaugurado durante la gestión de Oscar Mario Jorge- dicen desde el municipio que cabe usar “el sentido común” que tornaría ocioso continuar con el de Santa Rosa.
Por eso el Ejecutivo elevó al Concejo la iniciativa que levantaría la restricción, y la Caja Forense podría avanzar con algunos de sus proyectos.

¿Estación de servicios?
Hace un par de años la entidad de los abogados pampeanos había planteado el deseo de subdividir el predio, y que de esa manera se permitiera instalar una estación de servicios en un triángulo del amplio terreno. En realidad la pretensión era conseguir subdividir un par de parcelas de dos hectáreas, pero otro posible inversor se cansó de aguardar la resolución municipal y declinó continuar esperando. Buscó otros horizontes.
En aquel momento fue la Comisión Honoraria de Patrimonio Arquitectónico de la ciudad la que entendió que la subdivisión no se podía llevar a cabo: la ordenanza 1075/92 había establecido que el inmueble era exclusivamente para Autódromo, que además está protegido por la Convención de Nara para su preservación.

¿Para parar un juicio?
¿Por qué cambió de idea Altolaguirre? El relato oficial asegura que fue para evitar que la Caja Forense iniciara una acción legal contra el municipio -con buenas posibilidades de imponerse en tribunales- por el estado desastroso en que la comuna le devolvió el predio del autódromo luego de cederlo la Caja en la gestión Larrañaga. La demanda por una suma muy importante intenta resarcir a la caja previsional de los abogados de las pérdidas que la ausencia de mantenimiento en la gestión del ex intendente le provocó al predio.
Además -como se informó en LA ARENA- hay otro desencuentro producto de que la municipalidad pretendería cobrar un canon por “construcción” de antiguas obras en el “viejo” autódromo. Obras que fueron realizadas hace décadas por el Aero Club Pampeano, original propietario del lugar, y que hoy aparecen destruidas.

Principio de acuerdo.
En las últimas semanas se habrían producido varias reuniones entre autoridades municipales y de la Caja Forense, y se habría convenido terminar con la restricción sobre el inmueble, con lo que la entidad de los abogados desistiría de iniciar cualquier clase de juicio.
En principio la pretensión sería que se haga un loteo de dos hectáreas -ubicadas en un triángulo del predio-, para avanzar con el proyecto de una estación de servicios.
“No hay impedimentos para eso, ni de la Administración Provincial del Agua, ni de ningún otro organismo”, dicen desde ambos lados. Pero la realidad es otra. Ayer, consultados altos funcionarios de la APA y de la Secretaría de Recursos Hídricos, que es la autoridad de aplicación del acuífero, consideraron improbable que pueda avanzar una iniciativa tal. “Una estación de servicios sobre la zona de recargas es impensable”, fue la respuesta.

¿Vendrán más loteos después?
Lo cierto es que una mínima especulación lleva a concluir que, en un futuro -si se accede a subdividir dos hectáreas-, podrían venir luego más loteos y hasta se podría pensar en un emprendimiento inmobiliario como el que en su momento quedó trunco, cuando la Caja Forense pretendía llevar adelante lo que iba a ser “Villa Pampa”.
“Es que no es posible quedar anclado con eso de que no queda un autódromo en Santa Rosa, cuando a pocos kilómetros está el de Toay. Hay que manejarse con sentido común, porque las ciudades crecen y se necesitan modificaciones”, le dijo un alto funcionario a este diario.
Y agregó: “No se puede alentar que se mantenga un obsoleto autódromo, y negar así la posibilidad de que haya algún loteo o emprendimiento”.

El Concejo aprobaría.
Aunque en principio los propios ediles del Frepam se habían manifestado sorprendidos por la decisión del intendente, y pedían evaluar el proyecto más en profundidad, se cree que la ordenanza finalmente será aprobada en el Concejo.
Es más, un concejal del justicialismo también dijo entender que “es probable” que así sea, por más que mostró sus diferencias con la gestión de Altolaguirre al frente de la municipalidad capitalina.
Por ahora la Caja Forense no reveló si tiene otros planes -más allá de que quiere esa subdivisión de dos hectáreas-, como podría ser la construcción de un barrio. Pero en ese sentido nada se podría descartar de cara al futuro.