Inicio La Pampa "La receta electrónica transparentó el sistema"

«La receta electrónica transparentó el sistema»

ESTAFA CON FACTURAS TRUCHAS AL PAMI

La implementación del sistema de facturación on-line, de la mano de la receta electrónica, vino a ponerle transparencia a un sistema de expendio de medicamentos y servicios para mayores que facilitaba irregularidades como la que recientemente denunció el área legal del PAMI. Así lo afirmó ayer por la mañana la responsable local de la obra social, Cecilia Giacco, quien aclaró que si las maniobras se comprueban, «estamos ante un delito». La maniobra se descubrió desde Buenos Aires, por lo cual se desconoce cuántos casos ocurrieron en La Pampa.
«Lo que se ha detectado es que hay consumos, de medicamentos o prestaciones, de personas con posterioridad a la fecha de su fallecimiento», resumió Giacco al explicar a Radio Noticias cómo habría sido el modus-operandi que motivó la denuncia realizada en Buenos Aires y que, entre otras jurisdicciones, alcanza también a La Pampa. «Estamos en etapa de instrucción, pero si sucedió así, es un delito», sintetizó.
La estafa pudo cometerse «de varias maneras» ya que los actores involucrados en el proceso son tres: el médico o médica que prescribe la receta; el afiliado o familiar que concurre a la farmacia a retirarlo o a algún centro médico a recibir esta atención, y la farmacia o prestador que lo efectiviza.
«Esto aparentemente sucedió en 2017, cuando todavía no teníamos la receta electrónica», explicó Giacco, destacando la importancia de haber implementado el sistema en línea, por su comodidad y por la transparencia que conlleva. «Ahora tenemos la receta electrónica y es fantástico, porque evita todo este mal manejo», valoró.
Esto porque todas las partes deben validar el proceso y garantizar que la persona beneficiada está con vida.
Al momento de consumarse esta posible estafa, año 2017, este sistema no estaba aún en funcionamiento. La garantía de transparencia se fundaba en parte en el certificado de supervivencia de los beneficiarios y en el cruce de datos entre Anses y PAMI. En ese año, hubo un tiempo en que dejó de hacerse ese cruzamiento y ello pudo facilitar el escenario para consumar esta irregularidad.
A nivel nacional, indicó Giacco, la maniobra comprende a 758 farmacias y unas 800 personas fallecidas. «La maniobra se detectó en nuestra Unidad Fiscal de Investigación en Buenos Aires. No es documentación que nosotros tengamos aquí», aclaró la delegada.

Dispensas.
La maniobra denunciada «consistió en realizar o simular dispensas por un total de 14.872 unidades de medicamentos e insumos, utilizando los datos de beneficiarios que estaban dados de baja en el padrón de PAMI por fallecimiento, para obtener un beneficio a costa del Instituto. Fue así que se confirmó un fraude por un total superior a $ 5.300.000», señalaron desde las oficinas centrales del PAMI.
Si bien el mecanismo fue desplegado a lo largo de todo el país, la unidad fiscal señaló que entre las provincias de Cordoba, Santa Fe y el conurbano bonaerense se agrupa el 47.74% de esos consumos (7057), llevados a cabo durante el 2017. Las dispensas ocurrieron en 758 farmacias repartidas en Buenos Aires, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Salta, Chubut, San Juan, Tucumán, Catamarca, Misiones, Entre Ríos, La Rioja, Corrientes, Formosa, Chaco, Jujuy, Santiago del Estero, Córdoba, San Luís, Santa Fe, Mendoza, La Pampa, Neuquén, Rio Negro y Santa Cruz.