Inicio La Pampa La rotura del acueducto dejó media ciudad sin agua

La rotura del acueducto dejó media ciudad sin agua

BRONCA VECINAL

Bergonzi además habló de la falta de agua que se registró en la mayoría de los barrios de la ciudad, desde la rotura del Acueducto del Río Colorado, producida el domingo a la mañana. «Estamos esperando un comunicado de Aguas del Colorado, porque tenemos entendido que hubo alguna complicación que hizo que se demorara el reestablecimiento del servicio. Se está asistiendo en zonas específicas, donde la gente solicitó agua, pero cuando ya es en todos los barrios, no damos abasto», precisó el funcionario municipal.
«El acuífero Anguil, cuando está todo en capacidad, cubre un poco más de un tercio del total del agua. Está funcionando prácticamente a pleno, porque cuando tiene mucho consumo, o cuando hay tormentas que generan problemas eléctricos, es normal que alguna bomba falle. Hoy (por ayer) se están cambiando dos bombas que fallaron. Hay 74 pozos funcionando, de los 77 que existen en total», señaló el secretario comunal.

Llenado de la red.
Bergonzi explicó que cuando la red ya ha sido descargada, «a partir del momento que se normaliza la entrega a nuestras cisternas, podemos empezar a recuperar las reservas nuestras, y recién después se puede operar la red y tratar de que sea toda llenada, y las conexiones domiciliarias también. Esto se realiza por la noche, cuando baja el consumo».
«Esta es la expectativa más próxima para que se normalice el sistema, pero siempre estamos condicionados a la normalización de entrega del Acueducto del Río Colorado. Sería muy negativo que ni bien ingrese agua nosotros incrementemos caudal, porque la red no es abastecida en forma regulada, y equitativa», advirtió.

Regulación de presión.
«En el año 2003 había quedado instalado un sistema de regulación de válvulas sostenedoras de presión en la red, y administraciones posteriores lo desarticularon. No quedó ninguna de las diez válvulas. Costó mucho esa instalación, porque requirió un estudio en una época donde no había suficiente presión, no estaba todavía el Acueducto del Río Colorado», explicó el ingeniero.
Asimismo señaló que «se desarrolló, se puso en funcionamiento, obviamente que había que seguirlo mejorando, hubiese hecho falta incorporar más válvulas, porque la ciudad se fue expandiendo, hoy tendríamos que tener unas 15 ó 18, y no hay ninguna. De esta manera si nosotros largamos agua, reciben directamente los que quizá nunca se quedaron sin agua, los que están más abajo».

Reinstalación.
«Tenemos en carpeta la reinstalación del sistema de regulación de válvulas, porque a varios de nosotros nos tocó participar en su instalación, y lo tenemos como objetivo desde antes de asumir. El tema es que ahora, además de la infinita cantidad de problemas que tenemos, tenemos que verificar el estado de las válvulas que no están instaladas, pero en algún lado tienen que estar. Tenemos que volver a eso, porque es fundamental tener la regulación de presiones en la red», señaló finalmente.

«Entramos en servicio a la madrugada»
El titular de Aguas del Colorado, Juan Carlos Mecca, explicó que el lunes por la tarde se produjo un nuevo desajuste en el acueducto, que finalmente fue reparado en horas de la madrugada, lo que llevó a que el servicio se normalice entre el mediodía y la tarde de ayer.
En diálogo con Radio Noticias, sostuvo que si bien «habíamos previsto que para ayer (por el lunes), pasado el mediodía, estaríamos suministrando», al ser los terrenos «muy anegadizos», tuvieron que «reforzar» uno de los tramos de la cañería e «interrumpir un poco la carga del acueducto y recién entramos en servicio hoy (por ayer) a la madrugada».
Mecca indicó que se trata de «reparaciones hechas lo más rápido posible» para que el servicio se reestablezca de inmediato. Además, comentó que se tratan de «reparaciones complejas» que se tienen que realizar en «terrenos anegadizos».
En ese sentido, indicó que estuvieron trabajando desde la madrugada del sábado hasta el lunes «en el ajuste de esta junta que se había movido. Ahora está funcionando, llegando a los caudales normales».
Por otro lado, sostuvo que el problema no es que el acueducto salga de servicio «dos veces al año durante 48 horas», sino que «no hay otra alternativa. El acueducto de Anguil en este momento no está a la capacidad, entonces repercute en la ciudad notablemente».
De esta manera, defendió «el proyecto alternativo que tenemos para traer agua del Valle Argentino» y anticipó que están «tratando de firmar los convenios con los propietarios de los campos para poder extraer».
Con respecto a la negativa de los habitantes de General Acha, aclaró que «es una alternativa que no afectaría, hay una simulación hecha, y estamos avanzando con ese tema que nos daría un aire que sería fundamental».
«Faltan los permisos de los propietarios de algunos de los campos para poder empezar a hacer la obra. Incluso, está incorporado en el presupuesto de este año. El plazo de obra es entre 12 y 16 meses, quizás no lleguemos al próximo verano, pero sí al que sigue», precisó.
Mecca también anticipó que están proyectando la incorporación de «una nueva cisterna de 26 millones de litros acá en el predio de Aguas del Colorado».

Pasos legales
Con respecto a las demoras en la concreción del proyecto Provisión transitoria de agua desde el Valle Argentino al Acueducto del Río Colorado, este diario pudo saber que, si bien se aprobó en la Cámara de Diputados la ley de expropiación de los terrenos de 10 por 10 metros donde se realizarán 40 perforaciones, por el momento no se ha avanzado con las obras. De todas maneras, las fuentes consultadas aclararon a este diario que se debe a que «se está cumpliendo con los pasos burocráticos» necesarios.