“La situación de crisis en el país se está masificando”

EL IMPACTO DEL AJUSTE EN EL COMPORTAMIENTO SOCIAL

El licenciado en Ciencias Antropológicas (UBA) Nahuel Levy, se refirió a los comportamientos sociales cuando un país empieza a perder las expectativas futuras por problemas económicos, a restringir consumos o deja de darse ciertos gustos habituales, como pueden ser salir a cenar con amigos, en pareja, ir al cine, entre otras cuestiones; y sostuvo que “la situación de crisis se está masificando y Nación no la puede controlar”.
En este sentido Levy, que está terminando la Maestría en Ciencias Sociales (también en la Universidad de Buenos Aires), describió esta problemática como un cruce entre “lo objetivo y lo subjetivo”, según la Sociología, “de cómo las condiciones económicas y sociales -objetivas- impactan sobre la subjetividad de los actores sociales, de las personas”.

Situación de crisis.
En diálogo con el Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5) el antropólogo manifestó que “hay una situación de crisis objetiva, tenemos todos los indicadores de crisis económicos en contra. Este año la economía se va a contraer, vamos a tener una inflación más alta que la del año pasado y los últimos informes de pobreza dan peores resultados que el año pasado (hay muchos chicos comiendo en comedores). Estamos en una situación de crisis y tuvimos una crisis cambiaria hace pocos meses… -continuó- por lo que me preguntaría ¿la gente, lo vive como una crisis?”
De acuerdo a sus conocimientos, una encuesta hecha por la consultora Poliarquía -que fue encargada por Nación- “reconoce que el crecimiento de la percepción de crisis pasó de un tercio a más de la mitad. Más de la mitad de la población siente que estamos en una situación de crisis y que la cosa (la realidad) va a empeorar”, dijo y sentenció que “la situación de crisis se está masificando y Nación no la puede controlar”.

Retórica neoliberal.
En el plano subjetivo, en las cosas que hay que ir restringiendo en la vida cotidiana -“ese gustito que ya no nos podemos dar”- el Gobierno actual, en campaña, cuando era oposición, trataba de convencer de que “lo que nos habíamos ganado”, como los autos, las casas del programa Procrear, los viajes al exterior, no eran políticas públicas o políticas acertadas del Gobierno anterior, sino fruto de nuestro esfuerzo: “la retórica neoliberal convence a los sujetos de que todo lo que tienen, lo tienen por su esfuerzo”, apuntó Levy y agregó que, sin embargo, cuando las cosas comienzan a andar mal “la única explicación de esa lógica es que va mal por nuestra culpa, la culpa de los sujetos… entonces el neoliberalismo gana sacar la política pública de la agenda de la discusión”, manifestó el entrevistado.
El neoliberalismo plantea el esfuerzo individual como clave del éxito, y lo mismo hace cuando las cosas van mal: “no te esforzaste demasiado”. Entonces las personas que no pueden darse el gusto sienten “que no le encuentran una explicación, porque se esfuerzan de la misma manera que antes, poro no pueden obtener las mismas cosas”.
-¿Cuál es la reacción de ese sujeto social? ¿La resignación o la rebeldía?
– Hoy estamos en un momento de transición. Recién estamos enfrentando a un número mayor de personas a este nuevo momento político y económico que es desfavorable para la enorme mayoría de la gente. Dependerá mucho de los que seamos capaces de construir. Creo que Argentina tiene un historial de movilización muy grande, pero el Gobierno, todo lo que sea un colectivo, lo ha mostrado como enemigo desde el minuto ‘cero’. Los sindicatos, cualquier movimiento social que no le sea funcional… la muchedumbre, y ¿cuál es la estrategia del Gobierno para controlarlas? Lo vimos hace poco… la reformulación de las tareas de las Fuerzas Armadas, la represión, la disposición de zonas liberadas, y seguramente vamos a enfrentar niveles de conflictividad más altos. Todo dependerá de la estrategia que desplieguen los líderes sociales, sindicales, para canalizar ese descontento en reclamos. La movilización hizo retrotraer muchas modificaciones; y ese es un camino.