“La situación es muy difícil”

SE ESPERA UN DIA DEL AMIGO "GASOLERO"

Los santarroseños se preparan para festejar, una vez más, el tradicional Día del Amigo. Como todos los años, la celebración se traslada a bares, restaurantes, boliches y, si el clima acompaña, a los diferentes espacios verdes de la ciudad. Desde el sector gastronómico y de esparcimiento nocturno esperan un fin de semana con mucha convocatoria y movilización de público en los diferentes establecimientos de toda la provincia.
De acuerdo a lo que esperan los representantes del sector gastronómico local, ya desde ayer a la noche comenzaron las reuniones que continuarán hasta el domingo, cuando terminen las vacaciones de invierno. De esa manera, parece que los vecinos de esta capital acomodarán los festejos a sus gustos, a las ofertas, y -principalmente- a los bolsillos.
Hugo Fernández Zamponi, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de La Pampa (Aehhlp), se mostró optimista en relación a la celebración: “Hay varias ofertas gastronómicas en los distintos establecimientos que intentan seducir al público, estoy seguro que habrá mucha convocataria”.
“La situación hoy es muy difícil hoy para el rubro, bajó mucho la demanda y aumentaron los costos”, reconoció el Fernández, quien detalló que la industria, tanto gastronómica como hotelera, bajó considerablemente la rentabilidad por este motivo.
Sin embargo, el dirigente apuntó que este tipo de eventos suelen ser cruciales para reapuntar en las ventas. “Se espera con esto que mucha gente se acerque a las confiterías o restaurantes de la ciudad”, remarcó.

Expectativas.
En un recorrido por los principales puntos de encuentro de la ciudad, los empresarios del rubro aguardan un fin de semana con mucho movimiento, y subrayan que en esta ocasión, al coincidir con las últimas horas del receso de vacaciones de invierno, desembocará en mayor concurrencia de personas, lo que genera mejores expectativas en los comerciantes.
En muchos establecimientos que trabajan con reservas, tanto para hoy como para este sábado, tienen todo el salón ocupado, según comentaron a un equipo periodístico de este diario.
Esta especie de “oasis” del Día del Amigo llega en un momento oportuno para intentar remontar un poco un año repleto de complicaciones para muchos rubros y, más que nada, la industria gastronómica.
Miembros del sector manifestaron que, a comparación del año pasado, se sintió una fuerte baja en el nivel de consumo.
“La gente ahora no sale tanto y, cuando lo hace, pregunta siempre los precios o va con una suma fija que va a gastar, eso antes no sucedía con tanta frecuencia”, confesó uno de los gerentes de un importante restaurante céntrico.

Crisis.
“Nosotros no nos podemos quejar, si bien se siente que hay menos circulación de personas que en otros años, aún trabajamos bien pero es una situación complicada. Es difícil sobrellevar los costos sin trasladarlos a los precios, tenemos que ajustarnos y ver alternativas de cómo afrontar esta crisis, porque si aumentamos los valores en la carta, puede hacer que muchas personas dejen de venir”, agregó otro representante gastronómico consultado por LA ARENA.
No obstante, a pesar del latente escenario de la crisis económica que vive nuestro país, los festejos se darán igual, aunque muy probablemente con presupuestos más ajustados, organizando mejor los encuentros, fiel a un espíritu más gasolero.

Esparcimiento.
Si el tiempo hoy lo acompaña, los principales espacios verdes de la ciudad estarán inundados de gente. Una alternativa más económica para pasar este día recae en encuentros al aire libre o, en su defecto, en quinchos o casas particulares. El motivo tiene un punto en común, intentar hacer más gasolero la celebración del día.
Mates, torta y facturas, por la tarde, o una picada o asado, por la noche, son dos buenos planes para disfrutar también este Día del Amigo.
Sin embargo, sea el plan que se elija, Santa Rosa -así como también las localidades del interior pampeano- serán testigos de una gran movilización de vecinos que encontrarán en este día una excusa para reunirse con sus amigos.