miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa "La situación podría ser aún peor"

«La situación podría ser aún peor»

CAIDA DE VENTAS DE VEHICULOS 0 KILOMETRO

«Las ventas se cayeron porque hay un sector medio, que es el que mueve la economía, que hoy está priorizando otros temas, como no perder el bienestar que habían adquirido», explicó Helvio Dietzel, propietario de una concesionaria, al ser consultado sobre el desplome de las ventas de vehículos 0 kilómetro .
De acuerdo al último reporte de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), en mayo las ventas alcanzaron las 36.610 unidades, lo que representó una caída interanual del 56 por ciento. Sin embargo, según el comerciante «la situación podría ser aún peor», debido a que «muchas concesionarios inscriben los autos a nombre de ellos, eso quiere decir que están patentados pero no están vendidos a un cliente final».
Dietzel manifestó que «hay muchos clientes que quieren comprar» pero al acercarse a una concesionaria «se encuentran con precios que por ahí están fuera de sus posibilidades. Esto no sería definitivo si las tasas de interés estuvieran acordes, pero las tasas de interés están arriba del 60 por ciento».
«Nosotros no escapamos a la realidad», sostuvo Dietzel en relación a la caída de las ventas y explicó que «el problema no es cuánto vendemos, sino cómo vendemos. Lo que perjudica es la rentabilidad, nosotros somos una pyme chica, de esto vivimos 9 familias».
«Podríamos vivir 15 familias alrededor de esto, la idea es seguir manteniendo la estructura sin que se pierdan puestos de trabajo. Acá no estamos peleando contra las ventas, lo que se nos hace muy difícil es no perder rentabilidad, que es lo que más nos está afectando», agregó.

Un sector golpeado.
Para el comerciante, el rubro «evidentemente es el sector que más ha caído» y reconoció que «para el sector de los autos más caros no hay problemas de ventas, sino de stock». Sin embargo, «en los autos donde hay que encontrar la financiación y buscarle la vuelta para que el cliente pueda acceder es el que no se está vendiendo, porque las tasas están al 60 por ciento». Además, precisó que «el parque automotor se renovó tanto en el último tiempo que todos tenemos un auto que puede aguantar un poco más».
En ese sentido, sostuvo que «las ventas se cayeron porque hay un sector medio, que es el que mueve la economía, que hoy está priorizando otros temas, como no perder el bienestar que habían adquirido».
Dietzel brindó otro dato preocupante sobre la imposibilidad de adquirir un vehículo 0 kilómetro y precisó que actualmente «se necesitan 26 sueldos mínimos para adquirir un auto», lo cual representa «el doble de los cuales necesitábamos hace unos años».

Respuesta de Nación.
El Gobierno Nacional y la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) lanzaron en conjunto el programa «Junio 0km», que se extenderá durante 30 días y subsidiará la venta al público de automóviles cero kilómetro.
Los descuentos serán de 50.000 pesos para vehículos cuyo precio de venta se ubique por debajo de los 750.000 pesos, mientras que para los de gama más alta el descuento alcanzará los 90.000 pesos.
Al respecto, Dietzel afirmó que «si necesitás financiar con una tasa bonificada no corre el aumento» y que la medida adoptada por el gobierno nacional «es para paliar un aumento que apareció en mayo que puso el Estado del 2,5 por ciento, para todos los que no estén fabricados en Argentina, que son un 70 por ciento. Esto va a compensar esa suba».
Por otra parte, advirtió que habrá un aumento en el mes de junio en el valor de los autos que rondará entre el 2 y 7 por ciento según las marcas. Esto se debe a que «todos los aumentos» que poseen los fabricantes «son trasladables al precio final».
En ese sentido, afirmó que la volatilidad del dólar tiene su impacto debido a que «los autos son dólares sobre ruedas. Las listas de muchos autos están en pesos para el público, pero detrás hay una lista en dólares».
Finalmente, consultado sobre qué medidas deberían tomarse, Dietzel afirmó que «giraría 180 grados» y que «para reactivar el mercado interno hay que poner plata en el bolsillo de la gente, que los sueldos no pierdan contra la inflación, que las tasas de interés para las pymes y la industria sean viables y accesibles para que se pueda trabajar».