Inicio La Pampa La telemedicina ya salvó 14 vidas

La telemedicina ya salvó 14 vidas

DESTACAN EN SALUD PUBLICA LOS RESULTADOS DE LA NUEVA TECNOLOGIA

«El nuevo paradigma que genera la telemedicina provoca un cambio cultural en los equipos de salud, y llegamos a lugares remotos que jamás alcanzaríamos aún nombrando el doble de personal», dijo el subsecretario Gustavo Vera. El médico señaló que el programa resultó «sumamente exitoso», porque no sólo se logran salvar vidas sino además produce un efecto secundario con importantes ahorros; destacando que «se han producido 200 derivaciones menos, obviamente se gasta menos combustible, y en el último año de 14 infartos asistidos en forma remota arrojó que todas las personas están vivas».
El funcionario, en diálogo con LA ARENA, explicó que con esta metodología se da «ecuanimidad con estándares de calidad: hay igual tratamiento para todos los ciudadanos sin distinción. Se logra con este tipo de programas: hoy llevamos asistidos 14 infartos en forma remota, y en todos los casos se logró salvar la vida del paciente».
-Llevan solo meses con la telemedicina.
-Sí, la telemedicina, una medicina a distancia, está vigente desde poco después de asumir el ministro (Mario) Kohan, y con el acompañamiento del gobierno provincial, está implementado como política de Estado. Sabemos que nuestra provincia tiene más de 80 pueblos en un territorio de 140.000 km2… son distancias muy largas, con más de 120 servicios de salud en toda La Pampa.
-¿Es algo muy novedoso?
-Aclaro que en el mundo funciona lo que es la medicina a distancia, o lo que se dice la tele medicina. No es nuevo, pero sí es nueva como política publica del Estado provincial. Su utilización se remonta a hace muchos años, desde la guerra civil norteamericana… después de 1924 cuanto aparece el telégrafo; después viene otro gran hito que es el satélite; y por ultimo Internet.
-Hace innecesario mover grandes estructuras.
-Claro, nosotros vemos que no se puede llegar con médicos, especialistas, enfermeros, con todo el equipo de salud, por las distancias. Nosotros basamos el programa en varios temas: primero las urgencias y las programadas; es decir está dividido en urgencias y emergencias; tele consultas; programas de capacitación. Y por último tiene que ver con la inversión pública de la provincia. La teleradiografía es parte de capítulos de la telemedicina, son grandes capítulos.
-¿Qué números pueden ofrecer del cardio 365?
-Hace más de 6 meses implementamos con grandes resultados el programa cardio 365. código infarto: tuvimos 269 consultas en 5 meses, de las cuales 66 fueron derivaciones; o sea que más de 200 pacientes quedaron en el lugar en atención del médico y enfermera. Se pudieron manejar porque hicieron la interconsulta mediante electro, mediante todo… De las 66 derivaciones 34 precisaron asistencia, y 14 fueron a emergencias (infartos, paros cardíacos que todos fueron resueltos en el lugar y posteriormente derivados).
-Todo un avance en una situación en la que no se puede esperar.
-Sí, esto nunca se había resuelto sino que dependía del médico que hacía el diagnóstico y lo traía. Y en el infarto, como se sabe, hay problemas de tiempo, porque como decimos «tiempo es músculo, músculo es vida». Entonces todo el equipo hace el tratamiento tele dirigido y define ahí los tiempos, y se verá si el tratamiento es el famoso trombo lítico. Lo hemos hecho en La Adela, en Guatraché, en Victorica… algo que nunca se realizaba, no porque el médico no estuviera capacitado, sino porque hay que darse cuenta que en una guardia está solo y son muy difíciles las definiciones. En cambio ahora está acompañado de un equipo médico detrás del teléfono, de la tele medicina.
-¿Los 14 casos, en otras circunstancias, hubiesen llevado a la muerte de los pacientes?
-La mayoría sí. Porque cómo se podía hacer para meter un cardiograma en Chos Malal… Eso es un problema histórico, no del sistema de salud, sino de las distancias de la provincia de La Pampa que también hay en otras provincias. En otros países del mundo lo han solucionado de esta manera: con la tele medicina. Nosotros hemos usado la nueva tecnología.
-Usted se refirió a la guerra civil norteamericana; ¿Ahí se empezó a usar de esta forma?
-Sí, mi papá, se llamaba Gustavo Vera Rosas, fue médico rural de los años 60, aquí en La Pampa, fue el primero en Santa Teresa, y lo llamaban por telégrafo. Después viene el teléfono en 1924, después los astronautas en 1969 y después viene internet que revoluciona todo.
-¿Cuántos centros de salud están integrados a la telemedicina?
-Hoy son 17, de Realicó, Ingeniero Luiggi, Castex, Catriló, Hospital Evita, Jacinto Arauz, 25 de Mayo, Quemú Quemú, Intendente Alvear, Victorica, Macachín, Lucio Molas, Doblas, y Guatraché. Hoy estos 17 centros tienen el aparato de rayos, entonces hay placas en estos centros y esas van a la computadora del consultorio del médico. Y en muchos pueblos hemos compartido con la medicina privada, con médicos del privado, como por ejemplo en Victorica: allí hay 3 médicos privados que piden placas, las piden y nosotros le damos la clave en su computadora y tienen los análisis y la placa en su terminal.
-¿Los costos son menores con la telemedicina?
-Por supuesto, son ahorros importantísimos. Hay que pensar que se habla de 200 derivaciones menos… se habla de menos nafta, más comodidad y más prontitud, y todo por esta tecnología.
-¿Se van a agregar más localidades?
-En una segunda etapa entran San Martín, Santa Isabel, Alpachiri, Toay, Bernasconi, Trenel, Rancul, Caleufú, para lo que ya se abrió la licitación; y nos queda para una tercera etapa, Riglos, Parera, Lonquimay, Arata, Alta Italia, y el barrio Reconversión. La idea es que toda la provincia en 2 años esté más conectada. El propio ministro Kohan y yo vamos a capacitar en los pueblos. Esta semana estaremos en 25 de Mayo y el 20 de marzo hacemos un encuentro en General San Martín, donde explicamos todos los pormenores de este programa que creemos cambia el paradigma de la atención de salud en la provincia de La Pampa.

Menor cantidad de derivaciones
La considerable menor cantidad de derivaciones, a partir de la puesta en marcha de la Telemedicina, se reflejó en ahorros importantes de recursos, tanto humanos como económicos, sobre todo en combustible. En el Hospital de General Acha pasó de utilizarse 18.445 litros de combustible a 11.620 (-37%), esto es 6.825 litros menos; en Intendente Alvear de 5.451 a 3.253 litros, una diferencia de 2.198 litros (-40%); y en Victorica de 5.244 litros a 3.431, una diferencia de 1.813 litros (un 34,5% menos).

La mayoría de los partos se hacen en el sistema público de salud
La Telemedicina también será utilizada para la atención de nacimientos en nuestra provincia, para lo que se contará con dos nodos -en Santa Rosa y General Pico- que podrán guiar telefónicamente a los médicos que estén atendiendo un parto.
La implementación del Nacer 365 -según informó Vera- es para disponer de un programa que permita aventar riesgos o complicaciones en casos de alumbramientos. El médico señaló que en La Pampa se producen al año unos 4.800 partos, de los cuales unos 2.500 son atendidos en el sector público, y el resto (unos 2.300) en el privado.
Vera indicó que para los partos «se precisan ciertas condiciones, tocoginecólogas, anestesistas las 24 horas, quirófanos, una infraestructura importante, y mayoritariamente se están atendiendo en lo público… creo que tiene que ver con la situación social, por lo que está pasando en el país», evaluó.
En ese sentido señaló que unos 1.100 partos se producen en el Hospital Molas y unos 1.000 en General Pico. También se hacen en lugares donde hay anestesistas como en Realicó, Victorica y General Acha.
-¿Concretamente qué es el Nacer 365?
-Va a ser la telemedicina con dos nodos, en Santa Rosa y Pico, cada vez que haya un parto en tal lugar va a haber contacto con esos centros desde donde se va a guiar telefónicamente a quienes estén interviniendo. Porque a veces se peden producir complicaciones. Va a ser de la misma manera que Cardio 365, para acompañar al profesional que viene «ciego», no porque lo haga mal.
-Hoy los nacimientos no se hacen en las mismas localidades.
-No, por una Ley nacional se establece que tienen que ser en lugares donde estén las condiciones para sobrevivir. Antes nacían en cualquier lugar. Pero no es lo mismo que hoy nacer en una terapia que tenga todas las condiciones que en un lugar que no las tenga.
-¿Influyó en el índice de mortalidad infantil?
-Sí, en toda la Argentina. Creo que la medida se tomó en Nación en 2002. Y obvio, las condiciones son muy distintas cuando un médico está solo, por más capacitado que esté, a que lo atienda todo un equipo de profesionales. El parto es simple, pero cuando se complica todo se hace muy difícil.

Los anestesistas.
Vera señaló que con el tema anestesistas «se ha hecho un convenio y se viene trabajando muy bien. Incorporamos en General Acha, y a partir de ese convenio estamos tranquilos».
Indicó que los anestesistas privados han ingresado a «un convenio especial, por lo cual el Lucio Molas se ha nutrido con 5 ó 6 especialistas más. En las últimas horas tuvimos la noticia que se incorporaban dos especialistas en General Pico y otro en Santa Rosa».
-¿Lo de la residencia de anestesistas en el Molas quedó en la nada?
-Es un tema a tratar con la Sociedad Pampeana de Anestesistas. Ellos están trabajando con nosotros bajo este programa, y quedamos en charlar el tema, porque a nosotros nos interesa la formación de profesionales en La Pampa.
-¿Qué estaría pendiente en el área de Salud Pública?
-Creemos que hay que terminar el Hospital, que nosotros lo llamamos de complejidad creciente: el hospital Lucio Molas va tener 250 camas, y nos va a mejorar en la capacidad de tener 30 camas de terapias. Con eso mejoraríamos gran parte de las derivaciones de adultos, serían muchas menos.
Las derivaciones pediátricas se solucionaron con la inversión de mas de 25 millones de pesos de equipamientos… la terapia pediátrica está completa; y con la neonatal en el hospital nuevo estaríamos mejor.
-¿Y el nuevo hospital?
-Con respecto al hospital nuevo se está trabajando, queremos y apostamos a que se termine. Lo está pagando la Provincia ahora. Por otra parte seguimos trabajando en programas de atención primaria, capacitando el recurso humano; se incorporaron más de 40 profesionales, hay que incorporar un sector de enfermería donde estaban como monotributistas. Además hay que reforzar la relación con el sector privado también, para que La Pampa siga teniendo un sistema de excelencia.