La tentación de la reina Máxima: no pudo evitar pasar por una heladería después del Teatro Colón

La reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, tuvo una agenda cargada desde que llegó al país. Tuvo reuniones con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y hasta la gobernadora María Eugenia Vidal. El viernes siguieron los encuentros bilaterales y el espectáculo “Argentum” en el Teatro Colón. Pero terminada la obra de Ricky Pashkus se tentó y pasó por una heladería del barrio de Recoleta.

En las redes sociales, se viralizaron las fotos de Máxima Zorreguieta en la heladería Freddo de Junín y Guido, frente al Cementerio de la Recoleta. Fue instantes después de la gala.

La reina de Holanda llegó al país el miércoles desde Ámsterdam y se encontró con sus ex compañeras del colegio Northlands, del que se egresó en 1988. También comió sushi y visitó el Boating Club de Béccar. En el marco del G20, Máxima llegó en representación de un programa de la ONU sobre finanzas inclusivas y es la primera visita a Buenos Aires tras la muerte de su hermana Inés.