Inicio La Pampa La "trampa" para llegar a Monte Hermoso

La «trampa» para llegar a Monte Hermoso

UN TRAMO DE LA EX RUTA 3 SE ENCUENTRA EN PESIMAS CONDICIONES

Las playas de Monte Hermoso y Pehuen Có son dos de los destinos más elegidos por los pampeanos para descansar unos días. Un informe reveló que algunos tramos del trayecto están destruidos.
En esta época donde se aproxima la llegada del verano, son muchos los pampeanos que viajan hacia la Costa Atlántica ya sea para pasar las fiestas (Navidad y Año Nuevo) y/o descansar unos días en vacaciones.
Algunos de los destinos más elegidos, por su cercanía, son Monte Hermoso y Pehuen Có, entre otros. No obstante, algunos tramos de las rutas utilizadas (desde Santa Rosa son la ruta nacional 35, la ruta nacional 3 y la ruta provincial 78) para llegar a dichos balnearios de la provincia de Buenos Aires se encuentran en muy malas condiciones.
Bajo el título «La odisea del verano: transitar por la ex ruta 3 y sobrevivir en el intento», el diario La Nueva Provincia realizó un informe detallado del estado actual de las rutas.
En ese contexto, el diario bahiense indicó que «el tímido emparchado de grandes pozos, de la última semana en el inicio del tramo, no minimiza la calificación de pésimo al estado de los 32 kilómetros de la ex ruta 3 vieja, entre la rotonda de la ruta provincial 51 y la intersección con la ruta nacional 3 norte».
Asimismo, denuncia que «la ausencia de una obra de recuperación y mantenimiento en sitios estratégicos de la calzara reencarpetada entre 2015 y 2016 es la explicación a un fenómeno que, milagrosamente, no ha pasado en este tiempo de roturas de cubiertas, llantas y sistemas de dirección de autos, camionetas y camiones. En tanto resaltó que los sitios en pésimas condiciones se encuentran en los kilómetros 13.1, 20.5 y 24,7».

Falta de señalización.
Al margen de los pozos, en ocasiones cuasi zanjas, el relevamiento dejó en evidencia la falta de una señalización adecuada donde se indique que hay lugares intransitables -excepto a paso de hombre- y la ausencia de corte de pastos que, en rigor de la temporada, insumen un riesgo de incendios ante el contacto de los caños de escape de los vehículos que deben transitar por las banquinas.
«Algunos baches fueron tapados -de modo artesanal- hasta el kilómetro 12,2 y durarán hasta la lluvia venidera. Pero en el kilómetro 13,1 (frente a los molinos de viento) el tránsito debe realizarse por las banquinas a mínima velocidad, habida cuenta del hundimiento de un terreno que no cuenta con base sólida para resistir el peso de la carga de los camiones», resaltaron.
Referencias de grandes pozos existen en los kilómetros 13,5; 14,7; 20,5 (largas marcas de frenadas son referentes) y el 22,5 con un puente que, en parte, está destruido.
Lo más grave está a la altura del kilómetro 24,7, donde los vehículos hacen un zig zag apelando a la suerte para no romper sus vehículos, así como para evitar colisionar con alguien que venga en la dirección contraria. A esto se suma el polvo en suspensión del tránsito por la tierra.
Desde allí existen pequeños pozos que, con el correr de los días y de no mediar una urgente reparación, se irán deteriorando. Al final, en el kilómetro 32, la curva de retorno por la ruta nacional 3 norte también está en malas condiciones.