La Unión Vecinalista quedó a un paso de las internas

ELECCIONES 2019: CONVOCAN A AFILIADOS PARA LA PROXIMA SEMANA

(General Acha) – La Unión Vecinalista Achense (UVA) transita horas decisivas tendientes a definir quién será el candidato a intendente en las elecciones de 2019, como así también si finalmente habrá o no internas. Mientras tanto las diferencias entre la actual jefa comunal, María Julia Arrarás, y el presidente del Concejo Deliberante, José Luis Domínguez, se profundizaron en la reunión del jueves.
En esa oportunidad la mesa chica quiso consensuar diferentes cuestiones relacionadas a la convocatoria de afiliados que se pretende hacer para avanzar en la definición de las candidaturas. El problema se produjo cuando sorpresivamente concurrió una decena de empleados no afiliados, que intentaron copar el encuentro y votar -a mano alzada- por la reelección de Arrarás.
De acuerdo a la información brindada desde ese espacio político, la intendenta asistió acompañada por algunos de sus funcionarios, entre los cuales estuvieron Ariel Segurado (secretario de Gobierno), Gustavo Ayet (director de Cultura), Martín Domínguez (asesor legal), y Dora Maldonado (personal), entre otros. De todas formas se determinó no avanzar en ninguna definición hasta tanto lo decidan los propios afiliados, lo que sucedería el jueves de la próxima semana.

Cruce.
Durante la reunión el responsable del cuerpo deliberativo protagonizó un duro cruce verbal con el director de Cultura, Gustavo Ayet. Se recriminaron distintas cuestiones, y en un momento debieron intervenir para separarlos e impedir que terminen a las piñas, indicaron las fuentes consultadas.
Por un lado Arrarás habría cambiado de parecer y tendría fuerte interés en buscar la reelección de la intendencia, pero es bastante resistida porque cada vez aumenta la disconformidad de los vecinos por su gestión. Además, los propios afiliados cuestionan que no escucha al partido y adopta todas las decisiones en forma solitaria.
El encuentro del jueves dejó secuelas, que para algunos de los dirigentes de la Unión Vecinalista, son insalvables. Arrarás cuenta con el apoyo de un grupo de funcionarios que buscan continuar en sus cargos dentro del ejecutivo municipal.

Regreso.
Por otro lado José Luis Domínguez intenta obtener el respaldo de los afiliados, particularmente lograr el regreso de afiliados considerados del “riñón” de Roberto Zamora -fundador del partido-, que se alejaron porque dejaron de sentirse identificados con la gestión municipal de María Julia Arrarás.
En el medio se ubican los empleados de la comuna. Algunos apoyan a la intendenta porque temen que haya alguna represalia en el ámbito laboral; otros consideran que la gestión no es buena y debe haber un cambio; también hay trabajadores que no ven con malos ojos la reelección.