Inicio La Pampa La UNLPam con un déficit inédito de 30 millones

La UNLPam con un déficit inédito de 30 millones

PRESUPUESTO

El rector de la Universidad Nacional de La Pampa, Oscar Alpa, anunció ayer que el presupuesto aprobado para el corriente año posee un déficit de 30 millones de pesos y que si Nación no envía fondos corre peligro su funcionamiento. Según indicó Alpa, los montos previstos para este año alcanzan los 1.278 millones de pesos, ante egresos que superan los 1.300 millones de pesos.
La situación fue advertida en una conferencia de prensa que se realizó luego de la sesión del Consejo Superior donde se aprobaron las partidas para este año por unanimidad. Luego, acompañado de los consejeros superiores de los claustros docente, graduado, no docente y estudiantil, Alpa explicó que se aprobó «un presupuesto que tiene un déficit de más de 30 millones de pesos».
Según el rector, esto implica que «los recursos asignados por Nación no nos permiten un mantenimiento de lo que veníamos trabajando año tras año, no solo en el tema del pago de los sueldos sino también lo que es gasto de funcionamiento». De esta manera, Alpa denunció que «los recursos que aprobó el Presupuesto Nacional para la UNLPam se han planteado escasos para la realidad de este año».
«Nos preocupa mucho. Hemos observado y buscado qué cosas podíamos dejar para el año que viene, lo que nunca hicimos. Al contrario, hemos reforzado algunas partidas que tienen que ver con becas, los comedores y con el tema de los estudiantes y la planta docente». En ese sentido, aseguró que el sistema de becas destinado al estudiantado «está garantizado» y se reforzó debido a que «ha sido prioritario».

Deterioro en infraestructura.
El rector de la UNLPam detalló que en el presupuesto aprobado se incluyeron «todas las cosas que nosotros creemos fundamentales para el funcionamiento de la Universidad. A partir de ahí, si no llegamos a cubrir ese déficit hay cosas de mantenimiento, funcionamiento y de infraestructura no la podremos hacer hasta que tengamos los ingresos».
En ese sentido, advirtió que por la falta de fondos no se ha podido realizar inversiones en infraestructura y mantenimiento, lo que ha comenzado a «deteriorar». Según Alpa, esto ya es evidente «en el tema de aulas y en la superpoblación de lugares físicos».
Ante esta situación dramática que atraviesa la Universidad, Alpa destacó que están esperando el compromiso que asumió la Secretaría de Políticas Universitarias, dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, de asignar «esos 30 millones de pesos para que podamos cumplir con el presupuesto que hemos aprobado hoy. Necesitamos sí o sí la ayuda de la Secretaría de Políticas Universitarias».

«No tenemos nada».
Alpa manifestó que la llegada de estos fondos depende «de la voluntad del secretario de Políticas Universitarias (Pablo Domenichini)» y de «lo que podamos acordar en los distintos programas».
«He tenido varias reuniones con él personalmente, él se comprometió a poder avanzar con esto. La verdad es que todavía en lo real no tenemos nada firmado y por eso estamos aprobando un presupuesto con déficit. Esperemos que se cumpla lo previsto y que podamos tener los recursos para cubrir este año», precisó.
Por otra parte, explicó que existe «una situación particular» con algunas de las Universidades Nacionales debido a que en el presupuesto de Nación «a algunas universidades le dio un 33% de aumento y a otras como a la de La Pampa le dio un 22% de aumento. Si nos hubieran dado el mismo porcentaje que las universidades grandes, no estaríamos teniendo este problema».
En ese sentido, indicó que en la próxima reunión del Comité Ejecutivo del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que será el 14 de mayo, «vamos a expresar nuestra posición y este presupuesto de déficit que está demostrando la realidad».

Acuerdos salariales.
En relación a los acuerdos salariales, el rector de la UNLPam explicó que «cada vez que haya un acuerdo paritario, la Secretaría de Políticas Universitarias manda a las universidades el refuerzo».
A su vez, planteó que la Universidad debe «cubrir el aumento del año pasado de los salarios. Y el aumento de salarios docente y no docente promedio fue del 27 % y nuestra universidad recibió el 22 %. Ahí nos dimos cuenta que para poder cubrir esa diferencia salarial tenemos que usar los gastos de funcionamiento».