Inicio La Pampa La venta de naftas cayó 69 por ciento

La venta de naftas cayó 69 por ciento

DATOS EN LA PAMPA EN ABRIL RESPECTO AL AÑO PASADO

La venta de naftas en la provincia se derrumbó un 69 por ciento durante abril y respecto al mismo período del año pasado, un efecto directo de la cuarentena obligatoria dispuesta por la pandemia del coronavirus. Los datos fueron dados a conocer ayer por la Cámara de Expendedores de Combustibles de La Pampa (Cecla).
La nafta Premium, que es la más cara en las estaciones de servicio, fue la que sufrió la caída más pronunciada con un derrumbe del 77 por ciento en abril. En tanto, el Gas Natural Comprimido (GNC) también sufrió una gran disminución en su consumo, con -58 % durante el mes pasado y respecto a abril de 2019.
«Este contexto (en relación a la cuarentena), sumado a la caída abrupta de la movilidad de las personas, explica claramente el desmoronamiento del consumo mensual interanual de todos los tipos de combustibles durante el mes de abril de 2020. Es decir, todos estos porcentajes, están expresados con respecto al consumo de combustibles del mes de abril del 2019», señaló el comunicado de Cecla.
Con respecto al gasoil, el más perjudicado fue el de grado 3, siendo de -49% el consumo mensual del mes de abril. El Gasoil Grado 2 fue menos perjudicado ya que en nuestra zona, siguió siendo demandando por el agro.
«La economía a nivel mundial está sufriendo un fuerte desplome. Estas fuertes caídas en las ventas de combustibles en La Pampa lo explican claramente y se refleja con ello el mal momento que les toca atravesar a nuestras pymes pampeanas, en especial, las estaciones de servicios», completaron.
Sebastián Lastiri, gerente de la Cámara, reconoció la caída tan marcada del consumo, aseguró que el año 2019 «ya había sido un año a la baja, sobre todo en el segundo semestre, y en esta situación ya en marzo se dio una caída importante y en abril fue mucho peor, por supuesto. Esto hace que las pymes pampeanas atraviesen una situación muy complicada».
El dirigente habló ayer a la mañana por Radio Noticias y destacó que en las empresas pampeanas no hubo despidos sino suspensiones parciales en el marco del acuerdo con el gremio a nivel nacional.
Lastiri detalló que las firmas que suspendieron personal fueron no más de siete de casi 60 que existen a nivel provincial. «En todos los casos se respetó el ciento por ciento del sueldo neto que cobraba cada trabajador», remarcó.

Ayuda estatal.
Lastiri, en tanto, reconoció que «gran parte de la situación se descomprimió mucho» con el aporte del sueldo complementario, a través de los ATP, que realizó el gobierno nacional. También valoró los créditos a tasa cero que lanzó el Banco de La Pampa.
«La mayoría de las empresas pampeanas del rubro entró dentro del beneficio del sueldo complementario que dispuso Nación, en abril creo que entraron casi todas en los requisitos, entre el 85 y el 90 % de las estaciones de servicio, además el lanzamiento de los créditos a tasa cero del Banco de La Pampa también ayudaron mucho a descomprimir», afirmó Lastiri.
El directivo, en tanto, admitió que la apertura a gran parte de las actividades en la provincia motivó un mayor consumo de combustible. «Se está viendo un repunte del despacho, pero claramente no está a la altura de lo que fue la caída, la recuperación es gradual, progresiva y veremos cómo cierran los números de mayo. Este mes el desplome sería del 60 o 50 por ciento, que por supuesto sigue siendo un nivel muy grande y hace la actividad no sea sustentable», completó.