Inicio La Pampa Una joven abogada pampeana a la capital de los derechos humanos

Una joven abogada pampeana a la capital de los derechos humanos

PAMPEANA CON DESTINO A LA CAPITAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

Ivana Barneix, abogada de 25 años, tiene enfrente una oportunidad única en su vida y su carrera: arribar a San José de Costa Rica, la capital de los derechos humanos, y formar parte, por tres meses, del equipo de trabajo del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil). “Es un sueño, poder estar en contacto con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sería una forma de coronar todo el esfuerzo de éstos años”, aseguró la joven.
La abogada santarroseña fue seleccionada entre 43 profesionales de todo el mundo para compartir, junto a ocho pasantes, una experiencia inigualable en Costa Rica. Así lo deja ver Barneix, quien en declaraciones a LA ARENA admitió que tiene la puerta abierta para “trabajar tres meses de lo que sueño trabajar algún día. La verdad que todavía no caigo”.
La pampeana, de conseguir los recursos económicos necesarios para cubrir los pasajes y la estadía en San José, se presentará el próximo 6 de mayo en el Cejil. Allí, junto a otros profesionales, tendrá el trabajo de analizar las denuncias de víctimas de violaciones a derechos humanos de todo el continente, llevar adelante todas las dirigencias necesarias para armar las demandas y presentarla, según el caso, a la Comisión o a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. A su vez, deberá asistir a las audiencias en la CIDH y, de esta manera, experimentar todo el proceso de la máxima corte en la materia.
¿Por qué su interés de participar? Según explicó Barneix, “los derechos humanos es una deuda de democracia” y ésta posibilidad le permitiría “llevar a la práctica todo lo que uno lee en los manuales”. “Me gustaría poder irme, aprender, aprovechar la experiencia, volver y humildemente aportar ese conocimiento. Ya sea desde charlas en alguna cátedra de la facultad, o en algún curso, o donde fuese necesario”, señaló.

“Esto viendo opciones”.
La joven abogada ya superó el primer desafío: pasar el proceso de selección y recibir la notificación de la Cejil para confirmar -debe hacerlo antes de mitad de este mes- el puesto en la pasantía. Sin embargo, se le presentó un nuevo obstáculo, el cual no escapa con la realidad que atraviesa el país: el financiero.
“El único inconveniente es que la pasantía, como todas las que se realizan en la Corte o la Comisión, no es remunerada, como tampoco tengo cubierto ningún gasto, ya sea de pasajes, hospedaje o manutención. La realidad es que por mis propios medios no cuento con el dinero para poder realizarla”, se lamentó.
Es por ello que la joven está “en búsqueda de diferentes opciones” para lograr los fondos. “Estoy viendo si existe alguna beca o ayuda económica de alguna institución para este tipo de casos, ya que de lo contrario me es imposible ir”.
La pampeana detalló que la búsqueda es “urgente” ya que el 6 de mayo debe presentarse en Costa Rica, caso contrario deberá declinar al puesto: “Es difícil acceder a este tipo de convocatorias y una vez seleccionado, es complicado poder realizarlas. Existen muchos casos de gente muy capacitada o con mucho interés de aprender que no cuenta con los medios económicos, y eso es una pena”.

– ¿Qué significaría poder ir y hacer la pasantía?
– Sería una experiencia y una oportunidad única. Aprender a litigar en Derechos Humanos ante la misma Corte, en Costa Rica, con todo lo que implica históricamente, es algo que vale la pena y el esfuerzo. Deseo seguir estudiando una especialización en esta rama, que es lo que me apasiona. Tuve la oportunidad de participar en la Competencia de Derechos Humanos que es un simulacro de litigación de un caso ante la Corte, pero vivirlo, experimentarlo en la realidad debe ser algo increíble.

De la Unlpam.
Barneix estudió y se recibió en la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) a fines del año pasado. Su trayectoria académica la llevo a participar de diversas actividades y convocatorias. Actualmente, la joven abogada se encuentra cursando un Diplomado en Derecho Constitucional y Derechos Humanos avalado por la Red Justicia y la Universidad de La Plata.
Además, participa activamente de la Asociación Pensamiento Penal (ONG que defiende DDHH de personas “en conflicto con la ley penal”) y actualmente integra la Secretaria del Observatorio de Derechos Humanos de la UNLPam, la cual monitorea la vulneración de derechos en la provincia de La Pampa.