Inicio La Pampa La voz icónica de la radio piquense se jubila

La voz icónica de la radio piquense se jubila

ADRIANA LONGONI

La locutora Adriana Longoni, dueña de una de las voces más icónicas de la radiofonía piquense, se retiró después de más de cuatro décadas frente al micrófono. En la actualidad milita en diferentes movimientos feministas de la ciudad y tiene una participación activa en distintos coros, además de estar ligada a otras actividades ajenas a la radio.
Después de siete meses pudo completar los trámites jubilatorios y dejar así su trabajo en Radio 37 (AM 980), de la que formó parte desde los primeros años de la emisora.
«Entré a la radio en noviembre de 1978 en la parte de administración. Al poco tiempo faltó una locutora y me propusieron serlo. El director de ese momento, Daniel Barutta, me tomó un pequeño examen de cultura general y lo superé, porque siempre me gustó estudiar y leer mucho. Al poco tiempo me quedé solo con la parte de locución porque eran muchas horas ahí adentro y desde ese momento seguí ininterrumpidamente, hasta que el Covid-19 me hizo quedar en casa», le dijo a LA ARENA.
Adriana fue una de las voces del informativo y además condujo diferentes ciclos culturales y de entretenimiento, de extensa trayectoria. Era una de las voces que quedaba desde las primeras épocas de la emblemática radio piquense, junto a Horacio Gaspari, dado que hace un tiempo, ya se había retirado Susana Formigo.

Despedida.
La tradicional LU 37 Radio General Pico (hoy llamada Radio 37) fue pionera en la ciudad y en la zona, cuando aún faltaban muchísimos años para la aparición de las emisoras de frecuencia modulada, a fines de los 80.
«Estaban LU 33 y Radio Nacional Santa Rosa, nosotros, la radio de Trenque Lauquen y las que llegaban desde Buenos Aires y nada más. Es decir que hasta los años 90 estuvimos prácticamente solos en la ciudad y los programas que hicimos, tuvieron muchísima audiencia, como «Cadena Musical» que marcó todos los años 80″, agregó.
Por eso, esta despedida radial, le deja una mezcla de sensaciones, dado que por un lado, podrá tener el descanso que su cuerpo necesita, y por otro, extrañará a esos oyentes, a muchos de los cuales, durante tanto tiempo en el estudio de la radio, les puso nombre y apellido y dejaron de ser un mensaje anónimo que llegaba por teléfono, e incluso por carta.
«Felicidad por un lado, y nostalgia y tristeza por el otro, por mis compañeros y por la audiencia. Hay gente que me seguía desde que entré, que te llama por teléfono y te pregunta ‘cómo estás’, porque te notaron triste el tono de voz. Mucha gente llegó a conocer mis tonalidades de voz. Esa es la gente que voy a extrañar enormemente desde el punto de vista de mis seis horas trabajando», indicó.

Ciclos.
El 1 de abril pasado, Adriana Longoni cumplió 41 años de trabajo en la emisora piquense, y días más tarde le llegó la jubilación.
«Mi jubilación la inicié en septiembre de 2019. La radio me propuso seguir trabajando y yo le dije que no, porque hace 40 años que no me acuesto a dormir la siesta. Siempre estuve desde temprano hasta las 7 de la tarde y el cuerpo me lo pide. Soy diabética, tengo 60 años, soy hipertensa y todas las cosas que trae todo este tipo de enfermedad y se sienten los años y las ganas de tirarte a una cama a la hora de la siesta. Si me necesitan para grabar alguna publicidad o algo, no hay problema. Soy locutora de alma, apasionada por mi oficio», indicó.
Durante tantos años de trayectoria, compartió horas de aire, con importantes periodistas y locutores que pasaron por la radio piquense. Incluso condujo recordados ciclos radiales, y hasta su último tiempo en la emisora, fue una de las voces del informativo y del programa Caleidoscopio.
«La LU siempre fue una radio para gente mayor, siempre marcó de los 25 ó 30 años para arriba, con programas culturales, con el ofrecimiento de música muy interesante. Pasaron voces excelentes que pudieron irse y hacer su carrera, como Rodolfo Fortuna, Liliana Daunes y otras muchas más. Después no sé si porque todo fue cambiando, que no quedó ningún programa cultural, no quedó ningún programa infantil y empezaron a querer imitar a algunas FM que tenían éxito, pero una AM es otra cosa», indicó.

Actividades.
Longoni contó que sigue siendo «delegada de la Sociedad Argentina de Locutores (SAL) en la provincia de La Pampa» y que además está enfocada en otras actividades que ya hacía de forma paralela a su labor radial, como es su participación en diferentes espacios feministas.
«Tengo muchísimas actividades. Me proyecté este año sin la radio y como no me llegaba la jubilación me deprimí un poco, pero de todas maneras, yo estoy en organizaciones feministas, en organizaciones que no son feministas, en un proyecto que abarca a 200 mujeres a nivel internacional que dirige Silvia Palumbo, estoy en el coro feminista ‘Las Menganas’, y algo que prometí también, es ayudar a la Asociación Vecinal del Barrio Carlos Berg», señaló y finalizó: «Es decir que tengo miles de cosas por hacer y estoy con muchísimas ganas».