Inicio La Pampa La X Brigada se va de Santa Rosa

La X Brigada se va de Santa Rosa

TRESCIENTOS EFECTIVOS DEL EJERCITO DEJAN LA ESCUELA HOGAR

En las próximas semanas empezará a producirse el desplazamiento de tropas de la X Brigada Mecanizada «Teniente General Nicolás Levalle» (Br. Mec. X) -hoy establecidas en lo que fue la Escuela Hogar de Santa Rosa-, las que tendrán como nuevo destino la ciudad de Bahía Blanca. La decisión tomada por el Ministerio de Defensa de la Nación, determinará que efectivos que revistan en el Comando de la X Brigada, y también de la Compañía Comunicaciones -en total serían más de 300 militares- dejarán su asiento en Santa Rosa.
¿Significa eso que el Ministerio de Defensa está planeando en un futuro próximo devolver el histórico edificio de la Escuela Hogar y el enorme predio plantado entre calles Raúl B. Díaz, Santa Cruz, Santiago del Estero y Buenos Aires?
Al parecer nada de eso sucederá, y en todo caso de ocurrir podría llegar a ser un nuevo problema a resolver por el gobierno provincial. Y ya se verá porqué.

Queda una parte.
Lo cierto es que resulta inminente que gran parte de la X Brigada dejará de estar asentada en nuestra ciudad, donde sólo quedaría la Compañía de Ingenieros, que pasaría a ser batallón.
En este momento el jefe del destacamento militar es el coronel Paulo Pardo, y el segundo encargado el también coronel Horacio Etchebes. En la actualidad cumplen funciones en el establecimiento militar poco más de 500 efectivos, por lo que sería más de la mitad los que dejarían la ciudad hacia un nuevo destino.
Se puede precisar que la X Brigada está considerada una gran unidad de combate del Ejército Argentino, perteneciente a la fuerza de despliegue rápido, con asiento en Santa Rosa. Fue partícipe de la Guerra de Malvinas, en1982, perdiendo 66 efectivos.

Establecida desde 1992.
Fue en 1992 que -al gestarse una reorganización de la fuerza-, el Comando se trasladó a la ciudad de Santa Rosa, y comenzó a llamarse «Brigada Mecanizada X». Desde ese mismo año sus miembros integran las fuerzas de paz de las Naciones Unidas. El Ejército Argentino tiene tres Divisiones, Curuzú Cuatiá, Bahía Blanca y Córdoba, y de esta última depende la X Brigada, que tiene jurisdicción obviamente en Santa Rosa, pero también en Toay, General Pico, Pigüé y Junín.

Reparos y apoyos.
Cabe recordar que más allá de algunos reparos iniciales que la instalación produjo en un sector de la población -cuando el Ejército estaba todavía muy cuestionado por los tristes acontecimientos ligados al Proceso militar-, hubo quienes en aquel momento apoyaron firmemente la llegada de la X Brigada. Eran los que consideraban que podría constituirse en un aliciente, un fuerte impacto para impulsar la economía lugareña. Incluso, ante la inminencia de la radicación de la Brigada, hubo en esos días manifestaciones expresas -a través de solicitadas en los diarios- apoyando la iniciativa.

Partida inminente.
Se puede indicar ahora que la decisión del Ministerio de Defensa es cosa juzgada, y poco a poco muchos soldados -oficiales y suboficiales- irán partiendo hacia su nuevo destino.
No se pudo conocer si algunos pertrechos de la fuerza -armamentos, móviles, etcétera- también serán enviados a Bahía Blanca.
Ayer, por cuestiones inherentes a su cargo, el coronel Pardo no estaba en Santa Rosa, pero hoy podría ofrecer más detalles de esta nueva medida de «reconversión» en el Ejército que alejará de la ciudad a buena parte de la X Brigada.

«El edificio está muy deteriorado»
Los que tienen la ilusión de que el edificio y el predio que fuera de la Escuela Hogar Nº 114 regresen a manos del gobierno provincial, ya pueden tomar conciencia que eso no ocurrirá.
Como se sabe, fue una obra financiada por la Fundación de Ayuda Social Eva Perón, e inaugurada en 1955 bajo la denominación «Hogar Escuela General Juan Domingo Perón».
Pudo albergar hasta mil niños de Santa Rosa y del interior de la provincia, y en ese inmueble llegaron a funcionar además la Escuela Nacional de Educación Técnica (ENET) Nº 2 y el Centro Polivalente de Arte.

Hermoso edificio.
Se convirtió desde su misma inauguración en importante patrimonio histórico pampeano, y fue parte de un conjunto de edificios escolares construidos en todo el país durante las primeras presidencias de Juan D. Perón. Eran estructuras que se destacaban por su funcionalidad, y la solidez de su construcción.
Después del golpe del ’76 fue intervenido -a fines de 1977-, y autoridades y algunos de los proveedores fueron presos acusados por «subversión económica», puestos a disposición de la Subzona 14.

De la Provincia al Ejército.
Más adelante se produjo el desmantelamiento de la institución y el predio pasó a los militares en 1981. Corría 1980 -en La Pampa el interventor era el general Julio César Etchegoyen-, cuando se conoció que llegaría a ocupar el edificio escolar el recientemente creado IV Cuerpo de Ejército, pero fue el gobernador de facto Ricardo J. Telleriarte quien tuvo que hacer la entrega efectiva de la Escuela Hogar. En 1981 llegaron los primeros efectivos.
Desde ese momento el edificio sufrió muchas modificaciones, en razón de que había que albergar equipos pesados, carros de combate y equipamiento militar. Incluso hubo que talar antiguos ejemplares de pinos para permitir la construcción de tinglados metálicos.

Reclamos por el edificio.
Fue promediando el 2004 que empezaron los reclamos de la sociedad santarroseña para hacerse nuevamente del predio y la estructura de la Ex Escuela Hogar.
Hubo gestiones oficiales del Gobierno de turno, pero no llegaron a buen puerto, y cuando se pensaba que podría producirse el reintegro de tan emblemático edificio siempre aparecía una nueva traba.

Edificio muy estropeado.
Ahora una fuente importante está señalando que el actual ministro de Defensa, Oscar Aguad, habría indicado que «no hay cambios», y que no existe posibilidad que el Ejército reintegre a la Provincia el edificio de la calle Raúl B. Díaz.
No obstante se conoce que el inmueble se encuentra sumamente estropeado. Quienes suelen transitarlo periódicamente aseguran que «el edificio está muy deteriorado, con importantes problemas estructurales», y que «los más graves están relacionados con los mismos problemas que aquejan a la ciudad». Es decir que los grandes problemas están debajo -problemas cloacales y filtraciones-, que han llevado a que se produzcan resquebrajamientos en muchas paredes. Eso al punto que serían no menos de una decena las oficinas de la X Brigada que debieron ser trasladadas a otro lugar del edificio, y clausuradas las instalaciones que debieron dejar por las malas condiciones que presentan.

Un deseo lejano.
Por eso, quienes albergan la esperanza que el inmueble vuelva a mano de los pampeanos, debieran empezar a considerar que no sería algo que finalmente pueda resultar útil a la sociedad: el grado de deterioro del edificio es enorme, y se necesitarían importantísimas inversiones para darle una funcionalidad que hoy ha perdido.
La posibilidad que la ex Escuela Hogar pudiera servir para nuevos espacios para la educación, la cultura y la recreación, aparece lamentablemente cada vez más lejana.