Inicio La Pampa Lamadrid, primer municipio en cultivar cannabis medicinal

Lamadrid, primer municipio en cultivar cannabis medicinal

SANTA ROSA TIENE SU PROPIO REGISTRO AUNQUE POR AHORA NO HACE CULTIVO

El municipio bonaerense de General La Madrid se convirtió oficialmente en el primer distrito del país en ser autorizado a plantar y cultivar cannabis con fines medicinales, a partir de la publicación en el Boletín Oficial de la Resolución 891/2021 del Ministerio de Salud de la Nación.
«Apruébase el Proyecto de Investigación sobre el cultivo de Cannabis con fines de investigación médica y científica presentado por el Municipio de General La Madrid», señaló la autorización publicada, cuyo proyecto había sido presentado en 2018 por las autoridades de esa comuna del sudoeste bonaerense en la que viven unos 10 mil personas.
«Teníamos un sueño desde hace muchos años, que es plantar legalmente, y esto implica empezar a concretarlo», dijo el médico e intendente de esa comuna, Martín Randazzo (Juntos por el Cambio), quien destacó que se trata de «la construcción de todo un pueblo organizado detrás de una causa noble».
A través de la medida oficializada, se dio intervención al Instituto Nacional de Semillas (Inase), órgano regulador de las condiciones de producción, difusión, manejo y acondicionamiento de las formas de propagación de la especie «a fin de permitir la trazabilidad de los productos vegetales y cumplimentar lo normado en la Ley Nº 27.350», en referencia a la norma que establece el marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y derivados.
La resolución destacó también que el responsable del proyecto deberá presentar informes trimestrales que detallen los avances en el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de Plantas de Cannabis, sus Derivados y Tratamientos no Convencionales,
El proyecto de General La Madrid surgió en octubre de 2014, cuando Randazzo fue invitado por Marcelo Morante -profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, experto en dolor y máximo referente en la materia- a participar de una charla sobre el cannabis medicinal que se dictaba en esa casa de estudios.
Randazzo explicó que desde un primer momento, en el distrito se pensó en la propuesta de «utilizar al cannabis como herramienta para mejorar el dolor oncológico, inflamatorio, o en una epilepsia refractaria».

«Corset legal».

El intendente sostuvo que la aprobación tiene que ver con «un triunfo en la lucha contra el mercado negro, un paso hacia adelante en un Estado presente tratando de lanzar hacia la generación de un producto accesible y seguro».
Por eso, agradeció al presidente Alberto Fernández y a la ministra de Salud Carla Vizzotti por implementar estas medidas, y al gobernador bonaerense Axel Kicillof «por presentar una muy buena ley en la Legislatura», al tiempo que evaluó que todo ello «alienta a pensar que esto va a ir destrabando el corset legal que tiene el tema».
La comuna trabajará en el proyecto con la Universidad Nacional de Mar del Plata, la Universidad Nacional de La Plata, el INTA y el Conicet. El distrito ya cuenta con un predio dentro del Parque Industrial local, propiedad del Municipio, con invernáculo de 10 por 30 metros, que cuenta con doble alambrado olímpico, seguridad personal, cámaras e iluminación necesarias para la producción.

Registro.

En septiembre pasado, el Concejo Deliberante de Santa Rosa aprobó la creación de un Registro voluntario de asistencia y acompañamiento de usuarios de cannabis medicinal y un consejo consultivo interdisciplinario integrado por diversas instituciones. También se le otorgó al Departamento Ejecutivo facultades para realizar convenios con diferentes organizaciones e instituciones del ámbito público y privado, permitiéndole avanzar con la producción por parte del municipio.
El concejal del Frejupa, Mariano Rodríguez Vega, autor del proyecto dijo que «se brinda alivio y tranquilidad a una gran parte de la sociedad que no era contenida». Y destacó lo sucedido como un «día histórico» ya que «era una demanda social que decidimos responder desde nuestro espacio político, de esta manera podemos acercarle a las personas usuarias de cannabis medicinal una herramienta, que es un primer paso en esta lucha».
Afirmó que de esta manera se logra «la visibilización y contención de quienes hoy padecen en soledad y en la clandestinidad diversas patologías y dolencias que pueden aliviar con el uso de los derivados de la planta de cannabis». Las familias que luchan desde hace tiempo por la legalidad en el uso del cannabis medicinal apuntan que la capital santarroseña adopte una política similiar a la de La Madrid respecto al cultivo de la planta.