Lanzan el programa “Precios Solidarios”

INICIATIVA DEL MUNICIPIO DE TOAY

En esta localidad se lanzó ayer el programa “Precios Solidarios”, que consta de una canasta de 23 productos cuyos precios se mantendrán por 15 días. La iniciativa impulsada por el municipio, a través de la Dirección de Producción, nuclea a tres supermercados y invita a sumar a autoservicios, minimercados y despensas.
La caída de las ventas minoristas en pequeños y medianos comercios y la creciente escalada del dólar repercuten en las firmas comerciales que buscan cómo paliar esta situación a través de esta canasta de precios que creen les dará un impulso en las góndolas.
El anuncio fue realizado por el intendente Ariel Rojas, la responsable de Producción, Carolina Tavella, y los comerciantes José Hirzt y Carina Ingrassia.
El jefe comunal agradeció la predisposición de los propietarios de los supermercados locales considerados los más grandes para elaborar un programa que tiene como objetivo “ver cómo hacemos rendir de mejor manera el dinero a las familias”.
“Hemos tenido experiencias anteriores que han tenido una muy buena consideración. La intención es ver de qué manera acompañamos en este difícil momento que nos toca vivir tanto al consumidor como a los comerciantes viendo cómo no se quedan atrapados en este proceso inflacionario”, argumentó.
Rojas destacó “que es un gesto muy importante también para los clientes” y sostuvo que desde el municipio se les ofrece el acompañamiento en esta puesta en común, la difusión y poder sentarnos juntos para trabajar mancomunadamente.
“Ojalá que sirva para motorizar el comercio local, creemos que el aumento de los combustibles de ayer, ya permite generar un agradecimiento a los comerciantes por este impulso”, amplió.

“Sacrificio de todos”.
Por su parte, Hirtz dijo que este programa “es muy importante porque ayuda a mejorar la venta resignando un poco de margen para tratar de acompañar la situación”.
Los comerciantes que confeccionaron la canasta incluyeron diversos productos de diferentes marcas pero que respetan un mismo valor. “Es el sacrificio de todos. Hay segundas marcas y productos más económicos tratando de conservar cierta calidad”, expresó.
Sin dejar de lado las caídas de las ventas, Hirtz manifestó que el consumo está cayendo desde hace un tiempo a esta parte pero que se está haciendo un gran esfuerzo para que no ocurra”.
“El incremento del dólar repercute en el comercio al otro día y eso, es trasladado a precio rápidamente. Uno de los graves problemas es el incremento de los servicios porque inciden directamente y no los podemos reducir”, indicó.
Ingrassia, en tanto, añadió que tratan de llevar los aumentos de la menor manera posible a la góndola. “Se buscan alternativas y muchas ofertas. Hay que ver a los proveedores que se tienen y obtener buenos precios. La propuesta que nos trajeron nos interesó porque vamos a tener precios para el consumidor los supermercados por igual para que sea beneficioso para las familias”, señaló.