Inicio La Pampa Lara anunció una nueva comisaria en Santa Rosa

Lara anunció una nueva comisaria en Santa Rosa

EN EL "RECONVERSION"

La Policía provincial tendrá una nueva dependencia en Santa Rosa, que se ubicaría en la zona de los barrios Reconversión y Nelson Mandela. Permitiría aliviar a la Seccional Primera, que hoy tiene a cargo la seguridad desde el centro mismo hasta los complejos habitacionales más alejados ubicados al sudeste de la ciudad.

El anuncio lo formuló el jefe de la fuerza, Héctor Lara, quien en diálogo con LA ARENA se extendió sobre diversos temas, vinculados a la nueva Ley de Seguridad Pública y Ciudadana que se está debatiendo en la Legislatura provincial, y al nuevo perfil de policía que podría surgir a partir de su aplicación cuando sea sancionada. Con respecto a cómo actuará la fuerza ante las nuevas restricciones que impuso el Gobierno pampeano, dijo que «la idea no es chocar» sino en principio persuadir, pero que en caso de inobservancia de las disposiciones vigentes se labrará el acta correspondiente y luego actuará la Justicia porque se trataría de una violación al artículo 205 del Código Penal.

-¿Qué perfil de policía propondrá la nueva ley?
-La nueva Ley de Seguridad Pública y Ciudadana es más integral que las que tenemos vigente, como son las del organigrama y la del régimen interno policial. Abarca todo un sistema provincial, y coordina con otros estamentos, como el Poder Judicial y el Legislativo. Incluso toma en cuenta las agencias de seguridad privada y la de los custodios.

-¿Sabe cuántas agencias de seguridad privada hay?
-Hay unas cuantas, algunas nacionales y otras internacionales, que tienen gente trabajando en la provincia como por ejemplo Prosegur; y algunas provinciales que prestan servicio en determinadas industrias, edificios, en Vialidad…

-¿Qué cantidad de agentes tiene la fuerza policial?
-Tenemos un número que está en 2600 entre mujeres y hombres, y se le suman unos 400 retirados convocados. Teniendo en cuenta la cantidad de población de la provincia, si somos 330.000 podríamos tener 3.300 policías. Estamos bastante cerca de la media pero nos vendría bien sumar un poco más, sobre todo considerando el crecimiento de Santa Rosa y General Pico.

-En Santa Rosa hay seccionales que tienen un vasto territorio de que ocuparse.
-Sí, y tenemos el sector de los barrios nuevos donde no hay ninguna dependencia policial, y por eso la idea es que en el futuro haya una comisaría más por la zona de los barrios Reconversión y el Nelson Mandela…

-¿Y qué Seccional se está ocupando ahora?
-Ahora esa zona está a cargo de la Seccional Primera… hay muchas viviendas, muchas personas, mucha extensión territorial importante. Es la Seccional que tiene mayor cantidad de población.

-¿Dónde se ubicaría esa nueva dependencia?
-Hay un terreno cerca del Banco de La Pampa y la Posta de Salud en ese lugar, entre calles Gaich, Grassi, Enriqueta Schmidt y Corona Martínez. Ya se han pedido las vacantes y llegado el momento nos las tendrían que facilitar desde el gobierno provincial para poder cubrir esa nueva dependencia. Por otra parte hay que tener en cuenta que nos lleva un año la formación del agente de policía. Años atrás la instrucción era de 3, 4, ó 6 meses y se fue extendiendo.

-¿Es posible que la situación de pandemia haya bajado los índices delictivos?
-Sí, la baja fue importante, de entre el 45 y el 50% en delitos contra la propiedad. Lo que sí tuvimos el año pasado fue un aumento en abigeatos, se produjo una escalada, pero a partir de algunos procedimientos que se hicieron se desarticuló una pequeña banda. Además se hicieron procedimientos contra la caza furtiva, e incluso se han secuestrado vehículos. Pero ahora eso bajó precisamente por esos procedimientos, y gracias a un trabajo mancomunado con los productores rurales.

-La pandemia obligó a los policías a un trabajo distinto.
-Sí, nos cambió la metodología de trabajo, porque lo fundamental de la policía es hacer prevención, intervenir en casos de delitos y contravenciones y darle intervención a la justicia. Y por supuesto nos toca el trabajo de los puestos camineros. Pero sí, la pandemia nos llevó a trabajar de otra manera, controlar la circulación de la gente, el cumplimiento de horarios y a su vez hacer prevención… y también investigar los delitos que se cometen, adaptándonos a las distintas modalidades de restricción.

-Se debe sentir el cansancio…
-La verdad que el año pasado fue agotador, porque además no les podíamos dar a los agentes los días de licencia, aunque sí los francos. Y cuando fue el aislamiento obligatorio total, fueron muchas horas en la calle, y llegamos a fin de año con el personal bastante agotado.

Después pudimos darles los días de licencia que les correspondían, porque ellos como cualquier ciudadano tienen una vida social… el policía a veces no puede festejar el cumpleaños de sus hijos o comer un asado con la familia, porque tiene que estar ajustándose a las restricciones. Han tomado un pequeño descanso y ahora están todos.

-¿Han tenido muchos contagios en la fuerza?
-Hemos tenido…pero considerando la situación de la provincia no tantos. Pero tuvimos y seguimos teniendo…muchos contagios se dan en la vida diaria del policía, pero también por algún compañero de turno, o de patrulla…

Constatan «hasta 200 personas».
Lara se refirió a la restricción de reuniones en los espacios públicos, y señaló que «va a haber presencia policial: se va a advertir de la restricción tratando de persuadir, y a aquellos que se nieguen a retirarse se les va a labrar el acta de la causa penal; y si se movilizaran en vehículos les será retenido».

El Jefe Policial expresó que «la idea es no tener que llegar a eso y que la gente entienda… esa es la forma en la que se va a trabajar.
Quedan pocas actividades que se pueden hacer que son las que están ligadas a lo comercial», sostuvo.

Con respecto a las reuniones clandestinas Héctor Lara indicó que llegaron a constatarse algunas con «hasta 200 personas. Que se hacían no sólo en Santa Rosa, sino en varias localidades. En Catriló por ejemplo han sido medio reiterativas. La última más importante fue precisamente ahí, en la casa una persona donde había unas 50 personas, sobre todo jóvenes».

De todos modos el funcionario policial dijo que se hacen reuniones con «encuentros de 5 ó 6 personas… Pero ha bajado la cantidad. Y hemos notado que a partir de la restricción, la circulación ha bajado, sobre todo los días de semana. Bajamos en alrededor de un 50 por ciento», finalizó.

Restricciones, retenciones y detenciones.
El Jefe de Policía indicó que, ante las nuevas restricciones, los ciudadanos que incumplan las normas se exponen a una causa penal por infracción al artículo 205 del Código Penal.
Lara dijo que «si alguien anda fuera de horario se le hace un acta y se le da intervención al fiscal general e interviene la Justicia. Incluso se puede retener el vehículo en que pudiera estar circulando el infractor», advirtió.

«También se ha dado la retención de vehículos en aquellos lugares donde había personas reunidas en una vivienda, e incluso la Justicia avala la retención de vehículos en que las personas llegaron al lugar».

Finalmente dijo Lara que «a raíz de las últimas reuniones que tuvimos con los fiscales generales, también se ha procedido en algunos casos a llevar detenido al responsable de la vivienda donde se realiza el encuentro social no permitido».