Las bochas: un deporte que crece

EL CLUB AGRARIO PARTICIPO DE UN ENCUENTRO PARA INFANTILES

Las bochas es un deporte que se está afianzando en Alta Italia. Niños y niñas de distintas edades practican con sumo entusiasmo varias veces a la semana, en las canchas del club Centro Juvenil Agrario. Los entrenamientos son dirigidos por Darío Drago, quien se hizo cargo de la escuela hace alrededor de dos años, y desde ese entonces no paró de crecer.
El pasado fin de semana, tres equipos de Agrario participaron en el VIII Encuentro Argentino de Bochas para Sub 12 y Sub 9, en femenino y masculino, que tuvo lugar en Selva, Santiago del Estero, organizado por la Confederación Argentina de este deporte y la Asociación Noroeste Santafecino.
En total tomaron parte 70 equipos de Santa Fe, La Pampa, Córdoba, Entre Ríos y Santiago del Estero, que sumaron más de 200 jugadores.
El equipo de Alta Italia Sub 12, cuyo técnico fue Raúl Mineti, estuvo integrado por Benjamín Villegas, Bruno Soria y Julián Brandimarti.
El Sub 9 estuvo compuesto por Joaquín Ledesma, Salvador Poet e Ignacio Narváez. El técnico fue Damián Ledesma; y el Sub 9 femenino lo conformaron Martina Villegas, Bianca Soria y Ana Sofía Soria. El entrenador fue Drago.
De los tres equipos que jugaron en Selva, el Sub 9 superó la zona clasificatoria, aunque este dato es meramente anecdótico teniendo en cuenta que el Encuentro tuvo como premisa que los chicos se divirtieran, e intercambiaran experiencias.
“Estamos contentos por el hecho de haber podido viajar. Los que viajaron se lo merecían porque el entusiasmo y las ganas que demuestran en cada entrenamiento”, dijo ayer Drago, un apasionado de las bochas, que trabaja en el campo y que disfruta ser el entrenador de los más de 25 niños y niñas que juegan a las bochas en Alta Italia.
La particularidad de la escuela que funciona en Agrario es que cuenta con ocho nenas. “No hay grupos de niñas jugando en ningún lugar de la provincia, y esto no deja de ser un orgullo para nuestro pueblo, en donde no hay muchas ofertas deportivas”, sostuvo Drago, al tiempo que agregó que practicar bochas significa sacar a los chicos de las tablets y de la calle.
Drago opinó que recién desde los 15 años se pueden esperar resultados en las competencias, mientras tanto “los jugadores tienen que disfrutar el juego y divertirse”.

Canchas de zerbin.
En uno de los salones del club Centro Juvenil Agrario de Alta Italia se construirán dos canchas de bochas para zerbin.
Drago explicó que el zerbin es una disciplina que entusiasma, por esa razón presagió que con las nuevas canchas se sumarán niños y niñas a las prácticas. “Nos van a quedar cuatro canchas, de para las bochas tradicional y dos para zerbin”.