Inicio La Pampa Las cámaras captan al presunto autor de la amenaza de bomba

Las cámaras captan al presunto autor de la amenaza de bomba

Según pudo saber LA ARENA, las filmaciones captaron a un hombre que ingresó «encapuchado», debido a que tenía un barbijo que le cubría parte del rostro y la capucha de la campera. Esto obviamente dificulta en una primera instancia descifrar su identidad, aunque las fuerzas de seguridad ya están trabajando para dar con su identidad. «Entró por la puerta de ingreso al Centro Cívico y dejó la caja tres metros adentro», sobre el pasillo.
El clima de violencia política se recrudece con ataques perpetrados por estos sectores de derecha, envalentonados por los discursos de odio que transmite un sector de la dirigencia, principalmente de la oposición. El gravísimo episodio no es un hecho aislado podría encuadrarse en una serie de episodios que vienen ocurriendo a nivel nacional y provincial. Entre ellos se encuentra la interrupción de un hombre en la conferencia de prensa de Sergio Ziliotto y el posterior atentado con explosivos en la sede de La Cámpora de Bahía Blanca. Incluso, en el paquete el autor dejó un mensaje en alusión al episodio ocurrido en la ciudad bahiense: «Así es, esto tiene una bomba como la de Bahía Blanca. Cuidado! Corre que todo vuela en 5′». A esto hay que sumar la radicalización de las protestas en Santa Rosa, donde los manifestantes fueron hasta la residencia del gobernador.

Todo ocurrió en horas del mediodía, cuando la rutina del edificio se vio interrumpida por la aparición del paquete sospechoso en un pasillo de planta baja, que se encuentra a escasos metros del único ingreso habilitado, a pocos metros de la Seccional Cuarta.
Minutos antes de las 13, los y las empleadas que se encontraban trabajando recibieron el alerta y evacuaron de inmediato el edificio. «Había poca por la hora y porque no hay mucha gente trabajando todavía», señalaron, por lo que el proceso se completó rápidamente y sin inconvenientes.
En paralelo, llegaron al lugar el ministro Horacio di Nápoli, el jefe de Policía, Héctor Lara, y el jefe de la Unidad Regional I, Guillermo Torres. Cerca de las 13.20 llegó personal especializado de Bomberos, que se puso a trabajar en la escena y detonó la caja para desactivar cualquier artefacto explosivo. Minutos después, este diario pudo confirmar que no contenía ningún explosivo dentro. «No era una bomba, era una caja con un papel y algunas cosas adentro», confiaron fuentes consultadas. En el lugar, se pudo observar que sí contenía papeles escritos.
Una vez asegurada la zona, en el lugar también se hizo presente personal de la Brigada de Investigaciones y de la Agencia de Investigación Científica (AIC), que realizó pericias en la escena. La causa recayó en manos de la fiscal federal, Iara Silvestre, que fue hasta Casa de Gobierno debido a que el delito fue caratulado como de «intimidación pública».