Inicio La Pampa Avanza el protocolo para la vuelta a clase para las provincias en...

Avanza el protocolo para la vuelta a clase para las provincias en Fase 5

AVANZA EL PROTOCOLO PARA LAS PROVINCIAS EN FASE 5

Los ministros de Educación y de Salud de Nación, Nicolás Trotta y Ginés González García, avanzaron con sus pares de las provincias en el protocolo para el regreso a las aulas. Tras la reunión, trascendió que se aplicará «un sistema de búsqueda de síntomas, para activar los protocolos de detección y aislamiento ante un caso sospechoso».
Desde el Gobierno nacional, en conjunto con las provincias, se dio el primer paso para diseñar el retorno a las clases presenciales en gran parte del país. La fecha estimativa es el mes de agosto, según consignó Ambito Financiero.
En la cumbre virtual que mantuvieron ayer los ministros de Educación, Nicolás Trotta, y de Salud, Ginés González García, participaron sus pares del Consejo Federal de Educación y del Consejo Federal de Salud.
Por La Pampa, estuvieron presentes Pablo Maccione y Mario Kohan, junto a autoridades de nuestra provincia. Según informaron oficialmente, en el encuentro se analizaron los protocolos de regreso a las aulas y coordinar acciones conjuntas.
Las medidas sanitarias para el regreso a clase, según indicaron, «se encuentran en un proceso avanzado de elaboración». A su vez, confirmaron que será «de forma regional y en función de la situación epidemiológica. Además, una vez que se abran las puertas de escuelas e instituciones educativas, se aplicará un sistema de búsqueda de síntomas para activar los protocolos de detección y aislamiento ante un caso sospechoso».
Además, se «acordó profundizar la articulación entre salud y educación para garantizar un regreso seguro a las aulas para docentes, personal no docente y estudiantes de todo el país, atendiendo las particularidades de cada provincia».

Blindaje obligatorio.
En el encuentro con los representantes de los gobernadores, se avanzó en la letra chica de los protocolos que regirán a nivel país, en busca de minimizar los riesgos de contagio de Covid-19 en un regreso a las escuelas que combinará clases presenciales con virtuales para delinear aulas con menos alumnos y distanciamiento. Será un blindaje obligatorio y de base, que luego cada mandatario podrá profundizar con medidas locales.
«La reunión arrojó dos novedades concretas, ligadas directamente a los temores que cruzan a la comunidad educativa: una vez que se abran las puertas de escuelas e instituciones, se aplicará ‘un sistema de búsqueda de síntomas, para activar los protocolos de detección y aislamiento ante un caso sospechoso’, y se planteó la posibilidad de que todos los docentes cuenten con la vacuna antigripal como requisito para la vuelta a clases, además de trabajar para que niños y adolescentes cuenten con el Calendario de Vacunación al día», consignó el medio porteño.
«Es importante reforzar las acciones de vacunación a través del sistema educativo para evitar enfermedades prevenibles», enfatizó González García.

En agosto.
Desde el Ministerio de Educación nacional remarcaron que «los protocolos se encuentran en un proceso avanzado de elaboración y prevén, entre otros aspectos, el regreso presencial a las clases de forma regional y en función de la situación epidemiológica».En ese sentido, la mirada está puesta en un retorno después de las vacaciones de invierno -exploran el 3 de agosto- en buena parte del país, si se mantiene la circulación del virus en los niveles actuales. Las definiciones para el AMBA y Chaco deberán esperar, mientras que Río Negro ya pone el foco en septiembre.
Trotta afirmó que se debe «llevar tranquilidad a la comunidad educativa y a las familias con protocolos robustos y acabados para el regreso a las aulas, que se nutren del trabajo conjunto y de las recomendaciones de los expertos en todas las áreas que nos ocupan».
Frente a los temores que el regreso a las clases presenciales genera en familias y docentes, el ministro remarcó además que «este proceso también demanda consensos entre todos los actores del sistema y para ello es fundamental la coordinación entre la escuela y los centros de salud, la capacitación y la información transparente».