Inicio La Pampa Las cooperativas piden una salida a la crisis

Las cooperativas piden una salida a la crisis

SE REUNIERON CON EL MINISTRO BENSUSAN

Las cooperativas de servicios públicos plantearon ayer al gobierno provincial una serie de preocupaciones a partir de una serie de problemas que les trae la pandemia y como respuesta obtuvieron que la situación es advertida por las autoridades y que buscarán salidas lo menos traumáticas posibles.
Ayer por la tarde, el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Daniel Pablo Bensusán y el subsecretario de Cooperativas, Fabián Bruna, recibieron a la Fepamco. El presidente Carlos Santarossa encabezó el pequeño grupo que se completó con los consejeros Marcelo Padrones y Viviana Alegre y el síndico Santiago Pérez. Más adelante se sumó el ministro de Conectividad y Modernización, Antonio Curciarello, mientras que el dirigente alvearense Claudio Saffeni participó vía zoom.
El encuentro, solicitado por los cooperativistas, tuvo por fin plantear al más alto nivel político la situación de las entidades prestadoras de los servicios básicos en toda La Pampa, incluidos también ahora los ya «esenciales» de telecomunicaciones.
«Más allá del canal permanente que tenemos con APE, las cooperativas no solo somos energía eléctrica y le vinimos a plantear esa preocupación al gobierno. Con el tema de la imposibilidad del corte se está haciendo una bola de nieve y buscamos empezar a definir de qué manera vamos a trabajar para salir de este tema», dijo uno de los presentes en el encuentro.

Preocupante panorama.
El panorama, se ha repetido, es de ahogo en las cuentas al permanecer congeladas las tarifas y resultar insuficiente la compensación dispuesta por el estado para el caso de la energía eléctrica.
Ese es sólo un aspecto, y acaso el que menos preocupa hoy ya que está vigente el diálogo con la Secretaría de Energía para cerrar el primer semestre y definir la compensación para el segundo, que ya va por la mitad. «Las cooperativas no somos sólo energía», sintetizaron.
El gobierno está pagando, mediante créditos en las facturas de la Administración de Energía, el primer semestre. Sin embargo, el «detalle» es que como el congelamiento es anterior a la pandemia, la estimación hecha en lo previo cambió con ella. Si bien por un lado variaron hacia arriba en algo los consumos domiciliarios, bajaron los comerciales e industriales. Y los números son otros.
Además, en los próximos días se cumplen 6 meses de la vigencia de la prohibición de cortar servicios. Eso ha motivado, en general, una creciente morosidad. La gente dejó de pagar y los ingresos mermaron. Esto es un doble problema, primero por lo inmediato, luego porque con el paso del tiempo cada usuario está acumulando una deuda que, en algún momento, tendrá que afrontar.
«Se está haciendo una bola de nieve que más tarde o más temprano afectará a todos», creen.
Usuarios, cooperativas y Estado tendrán un problema.
La vigente disposición del gobierno nacional que impide el corte de servicios es el «arma» que cualquier prestador tiene ante el usuario. «Muchos, los conocemos, no pueden pagar e incluso esos se acercan a la cooperativa a tratar de arreglar su situación, ir pagando y armando planes de cuotas, pero muchos otros directamente no han pagado más. Eso será un problema, para todos», razonan.
Ayer, luego de la reunión, uno de los asistentes indicó que encontró en los funcionarios gubernamentales mucha atención a la descripción de la situación. «Lo van a trasladar al gobernador, pero también dijeron que están a tanto de toda esta problemática y dispuestos a trabajar a la par para encontrar soluciones lo menos traumáticas posibles», apuntaron a modo de síntesis del encuentro.
Si bien no hubo decisión de una nueva reunión o plazos para respuestas, los dirigentes se retiraron con la convicción de que se tomó nota de sus inquietudes y que tendrán devolución.