Inicio La Pampa Las cooperativas se suman

Las cooperativas se suman

AVANZA LA EMPRESA PAMPEANA DE TELECOMUNICACIONES

De las 32 cooperativas afiliadas a la Fepamco, federación que agrupa a entidades de servicios públicos, sólo tres quedarán al margen de la Empresa Pampeana de Telecomunicaciones, Empatel, según la información que ha podido recoger LA ARENA.
Ese número puede crecer y dependerá de la decisión final de dos importantes cooperativas, cuyos consejos de administración aún no han tomado una postura definitiva. Se trata de Cosypro de Quemú Quemú y la cooperativa de servicios públicos de Jacinto Arauz. Las demás ya dieron el sí.
Del total de enroladas en la federación, tres entidades no tienen entre sus servicios la energía eléctrica, pero sí se encargan de otros servicios públicos. Tienen en común el agua potable. Son las cooperativas de Ataliva Roca (sólo agua), de Realicó (agua potable, reciclado de residuos, obras de gas, sepelios y otros) y Alta Italia (agua potable a internet).
Una de ellas, Alta Italia, será parte de la empresa provincial a partir de estar ofreciendo internet y planificando sumarse a la televisión por cable.
Las dos restantes quedarán al margen. En Realicó, estos temas están en manos de la cooperativa de electricidad, que ya tiene red de fibra y ofrece internet, mientras que en Ataliva el territorio pertenece a la CPE santarroseña.

Con televisión.
Son ocho las cooperativas de nuestra provincia que ya tienen servicio de televisión por cable. De ellas, seis ya lo hacen con su licencia definitivamente en orden y dos la tienen en trámite.
Este grupo de avanzadas lo integran la Cosepar de Arata, la Cosercal de Caleufú, la Costren de Trenel, la Cosedo de Doblas, Corpico, la CPE santarroseña, la Cosop de General San Martín y la Colsop de Bernasconi.
Arata y Bernasconi tienen en trámite su licencia definitiva luego de operar durante muchos años bajo otra figura jurídica. Todas, además, ya tienen también en forma paralela el servicio de internet.
Caleufú, Trenel, Gral. Pico, Santa Rosa y General San Martín tienen red de fibra óptica. Doblas trabaja en el tema, lo mismo que Arata.
En los casos de Santa Rosa, Bernasconi y Caleufú, extienden el servicio a interconectadas. Santa Rosa lo hace con Toay y espera la licencia para sumar a Catriló.
Caleufú lo hace también en Pichi Huinca (ya tiene parte de fibra) y La Maruja. Bernasconi atiende a la vecina Abramo.

Dos que vienen.
Las cooperativas de General Acha y Guatraché ya tienen sus licencias de televisión por cable. La suman a la de internet. En ambos casos disponen también de su propia red de fibra óptica y en los plazos que da la ley la televisión por cable será una realidad.

Con fibra y sin TV.
Cooperativas que ya han tendido fibra óptica para llegar con internet y que incluyen en sus planes la televisión también hay varias. Allí se anotan Miguel Riglos, Macachín, Rolón, La Adela, 25 de Mayo, Eduardo Castex, Winifreda, Ingeniero Luiggi, Rancul, Realicó, Intendente Alvear, Quemú Quemú, Jacinto Aráuz y Bernardo Larroudé.
En los casos de Realicó y Luiggi, no sólo han invertido en su localidad sino que también lo han hecho en interconectadas. Realicó lo hizo en Parera, donde ya llega con internet, mientras que Luiggi lo hizo en Embajador Martini, donde están finalizando los trabajos y pronto también utilizarán esa tecnología para internet reemplazando el actual sistema inalámbrico.

Las que sueñan.
Algunas ya trabajan con internet a través de un sistema más antiguo y -Empatel mediante- sueñan con subirse al tren de la modernidad. Otras todavía no hay entrado en las telecomunicaciones, pero su sí a la empresa provincial desnuda sus sueños y proyectos.
En esa nómina están Alpachiri, Victorica, Villa Mirasol y Colonia Barón. Sólo en Alpachiri, la cooperativa tiene internet en marcha, incluso llegando a parte de la zona rural con una red de antenas. En las otras tres localidades partirán desde cero.