Las dudas de Abeldaño desvelan a 25 de Mayo

EN EL PJ CREEN QUE ACEPTARA IR POR LA REELECCION

Desde que el gobernador Carlos Verna anunció que declinaría su postulación a reelección en el año 2019 por cuestiones de salud, los tiempos se adelantaron en el Partido Justicialista. Sin embargo los intendentes peronistas están estirando las decisiones para resolver las candidaturas locales.
Ese es el caso de la localidad de 25 de Mayo donde la figura excluyente pareciera ser Abel Abeldaño, actual jefe comunal. Sin embargo en los últimos tiempos el mandatario puso en dudas su postulación y hasta ayer no había una definición sobre su futuro.

En dudas.
El intendente veinticinqueño es casi el candidato natural del justicialismo local. Sin embargo sus dubitaciones dieron lugar a que la oposición interna aprovechara para remover las aguas. En varios medios aparecieron rumores de disidencias que el propio Abeldaño desestimó días atrás atribuyéndolos a “algunos intereses” dentro del Partido Justicialista.
También explicó desde su óptica porqué demora su decisión. “Dije que había tiempo, lo de las candidaturas es un tema que está macerando. Uno, más allá de ser una persona pública, tiene familia detrás y hay que poner en la balanza si sirve seguir renegando por diez mil personas o dedicarse a la familia. Son muchas cosas en juego, pero que en algún momento hay que definirlas y tomar decisiones”, señaló el mandatario municipal.
“Esta es una ciudad conflictiva donde la gente se altera rápidamente. Pero creo que hemos hecho las cosas bien y logramos que nos empecemos a respetar a pesar de pensar diferente. Hay muchas cosas que pensar al momento de decidir si tengo ganas o no”, añadió.

Que sí, que no.
En las últimas horas un medio local, C25N, publicó una supuesta infidencia de un funcionario comunal cercano a Abeldaño que indicaba que el intendente iba a encabezar la lista municipal en 2019. Una fuente del riñón del jefe comunal le dijo ayer a LA ARENA que “no hay nada definido aún”.
Los allegados al intendente Abeldaño entienden las preocupaciones familiares que analiza. “Es que Abel se puso la gestión al hombro y vive o en la municipalidad o recorriendo la ciudad controlando personalmente los trabajos. Es que fueron dos años en que hubo que ‘levantar muchos muertos’ de la gestión anterior”, dijo uno de ellos en diálogo con este diario.
La fuente consultada entendió que la peor etapa de la gestión, que fue equilibrar la municipalidad, ya está cumplida y que ahora viene una etapa mucho más previsible. Abeldaño es un hombre de fe, y una de las cosas que pone en la balanza es su familia.
Los militantes que lo acompañan, algunos en cargos públicos, quieren que continúe al frente del proyecto que los llevó al poder. “Es tal como él dijo, vivió adentro de la municipalidad, pero ahora estamos encaminados, podemos funcionar sin que él esté en todo, lo que le permitirá estar más con su familia. Pero es un tipo demasiado responsable. Nosotros le pedimos que siga y creemos que va a ir, pero la decisión es de él y se respeta”, concluyó el vocero.