Inicio La Pampa Las estafas telefónicas cada vez son más: hay 12 casos

Las estafas telefónicas cada vez son más: hay 12 casos

LOS MONTOS OSCILAN ENTRE LOS 7 MIL Y LOS 200 MIL PESOS

Se registraron cuatro hechos en la localidad de Eduardo Castex y otros ocho en la ciudad de Santa Rosa. «Por lo menos hay ocho consumados», advirtieron desde la Fiscalía de Delitos Económicos y contra la Administración Pública.
La ola de estafas telefónicas que azotó durante la última semana del mes de enero y los primeros días de febrero a la ciudad de Santa Rosa y a la localidad de Eduardo Castex dejó al menos ocho personas damnificadas. Según afirmaron fuentes judiciales, se estima que -por caso- los montos defraudados oscilan entre 7 mil y más de 200 mil pesos.
Doce. Ese es el número de casos por estafas telefónicas bajo la modalidad «cuento del tío» que se registraron entre el 24 de enero y 2 de febrero en la provincia de La Pampa. De esa docena de denuncias, al menos hay ocho personas que fueron despojados de una importante suma de dinero. Ante este escenario, desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) volvieron a expresar su seria preocupación por el incremento de este tipo de fraudes.

Cuento del premio.
La novedad fue confirmada a LA ARENA por la Fiscalía de Delitos Económicos y contra la Administración Pública. «A partir de esos días que fueron a fin de mes de enero y los primeros días de febrero hubieron en Eduardo Castex al menos cuatro estafas telefónicas y otras siete u ocho en Santa Rosa, todas con la misma modalidad: te llaman diciendo que se ganaron un premio y lograban que la gente, a la cual habían llamado, les brinde la clave del Homebanking», alertaron.
Por el momento, ya que pueden haber más víctimas que decidieron no presentar una denuncia, hay ocho hechos consumados. Según indicaron, una vez que los delincuentes lograron dar con la información bancaria, «ingresaron a las cuentas de Homebanking, hicieron las transferencias y las despojaron de variadas sumas de dinero».
«Es difícil determinar el monto porque algunos no tenían dinero o tenían poco, pero lograron hacer sacar un crédito personal. En algunos casos hubo créditos de 70 mil pesos, otros de 200 mil pesos. En algunos casos los importes son muy importantes», precisaron desde la Fiscalía. Sin embargo, tal como había informado este diario en su edición del 1 de febrero, los montos superan el medio millón de pesos. En ese momento, se tenía conocimiento de tan solo seis casos.

En la mira.
Según explicaron, este «modus operanti» es común a la hora de llevar a cabo las estafas. Se elige un «cuento», un lugar y se realizan una cantidad de importante de llamados telefónicos. Una vez que lograron sustraer una gran suma de dinero, y ante las crecientes denuncias, «desaparecen» de un momento para otro.
«A partir del dos de febrero no hubo más casos, se concentraron a fin de enero, donde hubieron muchísimos llamados. Evidentemente, en esos días el o los delincuentes pusieron su mira en las ciudades de Santa Rosa y Castex y llamaron a esos lugares», indicaron en este caso desde la Justicia.
«Fue una ola, esto advertimos, ahora quizás que pasan varias semanas sin noticias y al cabo de un tiempo vuelve a caer una catarata de llamados que lamentablemente hay gente que vuelve a caer en esta maniobra, pese a las continuas alertas del MPF y la Policía», agregaron. Ahora, se están llevando distintas medidas de prueba para lograr identificar al o los autores de estas estafas.

Alerta.
Ante este raid de engaños telefónicos, desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) volvieron a reiterar un alerta para evitar nuevos hechos. «Actualmente se ha incrementado el número de denuncias de estafas telefónicas. En su mayoría, las víctimas son los adultos mayores, quienes han sido elegidos al azar de la guía telefónica, ya que llaman a teléfonos fijos», publicó la entidad en su página de Facebook.
En ese sentido, detalló cuáles son las «modalidades» más utilizadas para cometer este ilícito: supuesto secuestro de un familiar, ser ganador de un concurso, tener que cambiar billetes vencidos y/o cobrar la reparación histórica de Anses. «A veces, los estafadores se comunican más de una vez para concretar la entrega de dinero en la casa de la víctima o la transferencia bancaria a una cuenta que le indica el delincuente», agregó el MPF.
Finalmente, advirtieron: «Querer engañar es delito, por eso también se debe denunciar para poder desarticular a los estafadores antes de que ocurra otro hecho. Concurra a la Comisaría o a la sede del Ministerio Público Fiscal más cercana».