NAPAS: algunos edificios céntricos desagotan el agua tres veces a la semana

ALGUNOS EDIFICIOS CENTRICOS DESAGOTAN EL AGUA TRES VECES A LA SEMANA

El alto nivel de las napas freáticas en Santa Rosa continúa preocupando a los vecinos y requiere de la máxima atención de las autoridades para considerar el tema y ver cuál es el modo de empezar a solucionar el problema.
En las últimas horas se pudo advertir que en algún edificio céntrico operarios se ocupaban de desagotar -mangueras y bomba mediante- los huecos de los ascensores, en virtud del agua acumulada por filtraciones. Se trata de un inmueble de departamentos ubicado sobre avenida San Martín -algo similar sucedería en algunos otros-, donde por lo menos tres veces por semana se realiza esa tarea. En esa construcción se da la circunstancia de que el inmueble tiene cocheras en el subsuelo -en dos niveles-, lo que hace que la inferior esté al menos unos 6 metros por debajo del ras de la vereda.
Cabe decir que las últimas intensas lluvias -se llevaban registrados más de 50 milímetros-, no ayudan para nada, considerando que ya hay una situación complicada con las pérdidas de las cañerías de agua potable y cloacales.
El agua caída hace unos días convirtió algunas calles en trampas para automovilistas, por pozos tapados por la lluvia que muchas veces no pueden ser advertidos a tiempo. Las calles horadadas -más allá del detrimento de la capa asfáltica- tendrían su origen precisamente en las filtraciones por los desperfectos de los caños de las redes de agua, cloacas y desagües. La rotura del pavimento sería la última de las consecuencias: la aparición de cráteres resulta insoslayable señal de que la situación subterránea en la ciudad torna a ser alarmante.

Casas en problemas.
Se puede señalar que no menos de una decena de edificios céntricos de la capital provincial tienen un problema parecido al mencionado más arriba; aunque alguien que conoce el tema indicó que los mayores problemas se van a producir en casas particulares, donde podrían empezar a advertirse el resquebrajamiento de sus estructuras.
Hoy en día el estado de las arterias en algunos lugares de la ciudad -la propia municipalidad ha decidido directamente cortar el tránsito por ellas- llega a poner en riesgo a los conductores de los vehículos. “Se han producido en distintos sectores de la ciudad hundimientos y desmoronamiento de calzada, y ante la posibilidad de que se sigan agrandando los pozos por el socavamiento del agua, se han cortado al tránsito vehicular”, se confirmó.

El nivel de las napas.
Lo cierto es que la aparición de cráteres en ciertas zonas de la ciudad deja al desnudo uno de los problemas más graves que hacen a la crisis sanitaria en Santa Rosa: el alto nivel de las napas freáticas.
Hasta hace unos diez años, la napa freática en Santa Rosa estaba a un nivel que no llegaba a la laguna Don Tomás, pero luego comenzó a subir y se ubicó muy cerca de la superficie. Una posible solución era deprimirlas para pasar a resolver los problemas de pérdidas en los desagües pluviales y las cloacas.
El ingeniero Raúl Crespillo -recientemente denostado por el propio intendente Leandro Altolaguirre en este diario-, en su momento, presentó públicamente un informe en el que detallaba la emergencia sanitaria, a la vez que proponía soluciones a corto, mediano y largo plazo para resolver la situación.

Profesionales, a involucrarse.
Consultado por LA ARENA Crespillo insistió en que “el tema es muy serio… porque hay inacción y falta de consideración, no sólo de la municipalidad o del intendente, sino también de los colegios profesionales. A mi criterio tendrían que tomar intervención los arquitectos y los ingenieros, pero también escribanos y martilleros…”, sugirió.
“¿Por qué escribanos? porque los que le vendieron a vecinos en el barrio El Faro sabían lo que se estaba vendiendo, y aquellos transmitieron el dominio, lo registraron… los agrimensores dieron la línea; y también se puede decir que algunos contadores reciclan valores de propiedades que no corresponden a la realidad de lo que valen. Los Colegios profesionales tendrían que plantear una problemática general sobre el patrimonio de la ciudad. Todos lo echan culpas al Concejo Deliberante, pero también hay una cadena de responsabilidades”.

“Deterioro indefectible”.
Consultado sobre qué futuro se debe esperar si continúa la inacción, advirtió que se va “a un deterioro indefectible”. Raúl Crespillo sostuvo que “desde la calle Villegas, por tomar un límite, hasta la laguna, incluyendo el barrio Fitte, el sector que va de avenida Ameghino hasta Circunvalación y Avenida Perón está muy complicado, y puede llegar a estar mucho peor”.
Finalmente Crespillo recordó que todo eso se lo dijo “a medio mundo, pero lo cierto es que nadie quiere recibir malas noticias y no se le presta atención. De todos modos digo lo que es mi opinión, y seguro puede haber otras mejores. Pero mi idea pasa por plantear una inquietud y debatirla. Por ahora nadie da respuestas a este problema…”, concluyó.