Inicio La Pampa "Las PASO no se van a poder evitar"

«Las PASO no se van a poder evitar»

CARLOS VERNA DIJO QUE LA DECISION DE CRISTINA FERNANDEZ SIRVE PARA CERRAR LA GRIETA

El gobernador Carlos Verna manifestó que el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner, de ser candidata a vicepresidente en una fórmula que integraría con Alberto Fernández, fue una decisión que sorprendió a todos y a través de la cual dio muestras de su intención de querer «cerrar la grieta». Además consideró que las PASO dentro del Justicialismo a nivel nacional son inevitables.
El mandatario provincial llegó ayer cerca de las 12.40 a la Escuela 241, en el barrio Ranqueles de esta ciudad, donde emitió su voto. De esta manera se anticipó a los anuncios que daban cuenta que llegaría cerca de las 15, como ha sido habitual en anteriores votaciones.
En diálogo con los periodistas Verna respondió a diferentes temas: la decisión de la ex presidenta de no encabezar la lista, la campaña preelectoral en la provincia, y su estado de salud.
«Creo que fue una sorpresa. Mostró amplitud y fue una actitud que busca cerrar la grieta, porque Alberto Fernández es mucho más propenso al diálogo que la propia Cristina. La idea es que se replique a nivel nacional lo que fue La Pampa, que se arme un frente que agrupe a todos los que no están de acuerdo con el modelo neoconservador del Gobierno nacional, en el que deberían estar todos los peronistas», señaló.
«Si se ponen de acuerdo como sucedió en La Pampa habría una candidatura única y, si no se ponen de acuerdo, están las PASO, pero los peronistas deberían estar todos en un mismo espacio. El buscar la separación implica jugar a favor del Gobierno. Las PASO no se van a poder evitar», aseguró.
«Esta elección la provincializamos. En segundo lugar, lo que hicimos todos los que no estábamos de acuerdo con el modelo neoconservador del Gobierno fue armar un frente, y tuvimos la inteligencia de evitar la interna, acordando espacios, teniendo la amplitud de ceder lugares que le corresponden al PJ dado su mayor peso político. Sin embargo la intención de tener una lista que no necesitara de una PASO contuvo a los distintos espacios del peronismo y a los distintos espacios políticos que comparten la unidad con el Justicialismo».

Campaña respetuosa.
Verna consideró que la campaña preelectoral en La Pampa fue «tranquila» y libre de «agravios», debido a que solo entró en juego la disputa provincial. «Fue una campaña tranquila. Hubo propuestas, no hubo agravios. Como se discutía solo de lo provincial hubo menos ruido que en otras, pero eso le hace bien a la gente porque se tiene la posibilidad de escuchar lo que le propone cada candidato», indicó.
«Fue una campaña donde hubo respeto, no hubo agresiones, deber ser la primera campaña en años que la veo de afuera. Estuve solamente en los dos últimos actos, el de Pico y el cierre con una caminata en Santa Rosa, que como no puedo tomar frío, los esperé en una casa y ahí estuve con Luciano (Di Nápoli) y con Sergio (Ziliotto). Pero yo estaba acostumbrado a participar de otra manera», marcó.

Contacto con la gente.
El mandatario pampeano también se refirió a su estado de salud, al tratamiento que afrontó en este tiempo y a las recomendaciones de no estar en contacto con la gente, dado que tiene las defensas bajas.
«Yo extraño el contacto con la gente y el hecho de que los médicos me prohíban estar en contacto con la gente es una de las peores cosas. Mi familia me estuvo acompañando, cada vez que fui a hacerme una aplicación en el tratamiento, cada vez que fui a ver al médico me acompañó mi esposa y alguno de mis hijos», indicó.
«Ellos me están acompañando en el tratamiento de la enfermedad que es una enfermedad incurable, y que uno trata de hacerla crónica. Ellos saben que yo voy a cumplir mi mandato hasta el 10 de diciembre, saben que voy a firmar despachos, decretos, voy a tomar decisiones hasta el último día de gobierno. Eso lo saben y saben que la primera pregunta que le hice al oncólogo cuando le mostré los análisis después de la última aplicación, fue si puedo ir a los actos políticos», ahondó.
«El problema está en que como estoy con las defensas bajas no me dejan estar en contacto con la gente. Y le aclaré que los actos políticos nuestros no son como los de (Mauricio) Macri que vos te parás arriba de un escenario y saludás de arriba a la gente. Nosotros abrazamos y besamos desde que entramos hasta que nos vamos. No me dijo que no lo hiciera y tampoco me dijo que era la mejor. Yo hice lo que sentía», concluyó.