Inicio La Pampa "Las ventas fueron buenas"

«Las ventas fueron buenas»

DIA DEL PADRE: CAEN EN TODO EL PAIS PERO NO EN LA PAMPA

Si bien todavía no hay estadísticas (habrá que esperar hasta mañana para comparar los datos finales), las ventas por el Día del Padre «en La Pampa fueron buenas, dentro del contexto excepcional que vivimos». Es una grata noticia, si tenemos en cuenta que las ventas cayeron notablemente en casi todo el país.
Según Fedecámaras y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en Buenos Aires y el Conurbano las ventas cayeron un 60% respecto del año pasado, mientras en el resto del país esa caída promedió el 44%.
«Todavía no tenemos información suficiente para ofrecer una evaluación apropiada, pero dentro del contexto que vivimos las ventas por el Día del Padre fueron buenas en Santa Rosa y el resto de la provincia», afirmó el titular de la Cámara de Comercio, Roberto Nevares.
«Si bien la circulación de personas no se recuperó al 100%, la actividad fue muy buena», aunque «hasta el martes» no tendremos datos más precisos, agrupados por rubros y actividades.
La situación del comercio pampeano parece más saludable que en otros lugares del país, donde se cuentan por miles los cierres de locales y despidos de personal. «En cierto modo, la provincia resulta privilegiada respecto de otras: ni bien empezó la cuarentena el Banco de La Pampa lanzó una línea de créditos a una tasa del 17,9 y después el estado provincial ofreció créditos a tasa cero para el pago de salarios. Fue una ayuda importante, que se completó con el ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción)», señaló a LA ARENA.

«El día después».
Desde el inicio del aislamiento, la Cámara de Comercio desarrolló dispositivos especiales para mantener la comunicación con los socios y poder enfrentar colectivamente el desafío de reiniciar la actividad comercial. «Desde el primer momento tuvimos claro que nuestra preocupación será el día después. Habrá muchos cambios de hábito y, probablemente, el horario corrido resulte uno de los resultados importantes de la pandemias», profetizó.
Una encuesta virtual, desarrollada por la Cámara «mostró un gran apoyo a esta iniciativa» y los comerciantes ya diseñaron una campaña de lanzamiento para el nuevo horario, programada inicialmente por un semestre, porque durante «el verano podríamos introducir algunos cambios», dijo Nevares.
La Cámara, que mantiene «un contacto permanente con el sindicato» (Centro Empleados de Comercio), lanzará esta semana su campaña de adhesión al horario corrido. «Se puede implementar, respetando las condiciones laborales y con el acuerdo del municipio». Si bien, «no es posible imponer un nuevo horario a nadie», consideró que «si logramos acostumbrar a los consumidores, podría ser muy beneficioso para todos».
La campaña por el horario corrido se iniciará mediante un acuerdo con bares y restaurantes, que ofrecerán vouchers con promociones especiales y grandes descuentos. «En nuestra provincia hubo responsabilidad de todos y las medidas dieron resultado. Los locales de gastronomía reiniciaron su actividad con todas las medidas, sin problemas» y eso es un aliciente para los cambios de hábito que deberán sostenerse.

Tremenda caída.
Desafortunadamente, esta situación alentadora no se refleja en otros puntos del país, donde la pandemia provoca consecuencias desastrosas. En CABA y Gran Buenos Aires las ventas por el Día del Padre registraron estrepitosas caídas en todo el país. Fedecámaras informó ayer una caída del 60% en las ventas de Capital Federal y Gran Buenos Aires, mientras que la CAME realizó un relevamiento sobre 750 comercios de todo el país y calculó una caída, respecto de las ventas de 2019, del 44,2%.
Entre los rubros más afectados figuran Perfumería, con una caída del 55,7%, y Calzado y Marroquinería, con un retroceso del 56,4, respecto del año pasado. Fedecámaras registró en 1.500 pesos el valor del regalo promedio, aunque también confirmó una notable reducción de actividad porque «miles de comercios cerraron por no poder cumplir con alquiler, tarifas y sueldos». Su titular, Rubén Manusovich, calculó que «sólo en AMBA cerraron unos 10 mil locales» en el último trimestre.