Inicio La Pampa Las víctimas fatales llegaron a 73

Las víctimas fatales llegaron a 73

DICIEMBRE REGISTRO EL MAYOR NUMERO DE MUERTES EN ACCIDENTES DE TRANSITO

Según los datos recogidos, y brindados por la Policía provincial, hasta el 31 de diciembre se registraron 70 decesos en siniestros de tránsitos de las cuales 57 tuvieron lugar en zona de ruta, mientras que trece ocurrieron en zona urbana.
El último mes del año 2018 quedará marcado por la gran cantidad de siniestros viales con final trágico sucedidos en escasos días. Durante diciembre las rutas, caminos y calles de La Pampa se cobraron el luctuoso saldo de 17 personas fallecidas, un 183,3% más que la media anual (6). Según los datos recogidos, y brindados por la Policía provincial, hasta el 31 de diciembre se registraron 70 muertes, de las cuales 64 tuvieron lugar en zona de ruta, mientras que nueve ocurrieron en zona urbana, mostrando una disminución del 80% con respecto al año anterior. Otro dato permitió saber que del total de las víctimas, 44 eran oriundos de nuestra provincia, mientras que las restantes 26 provenían de automovilistas de otras provincias que utilizan las arterias pampeanas como vía para llegar a otros puntos del país o residían en territorio pampeano.
A modo de comparación, teniendo en cuenta datos de años anteriores, con respecto a los números de siniestros de tránsito, se pudo observar una disminución de víctimas entre 2015 y el 2018. En todo el 2015 fueron 86 las víctimas fatales, mientras que el 2016 terminó con 73 personas fallecidas, mismo saldo que el 2017. El año que culminó también registró una leve baja (3), aunque el panorama a fines de noviembre, cuando se registraban 53 muertes, hacía suponer que iba a hacer menor. Pero, lamentablemente, diciembre un mes crítico por el alto número de fallecimientos (17).
Es importante aclarar que el registro que realizó LA ARENA durante todo el año contabilizó 67 muertes en rutas, caminos y calles de La Pampa, sin embargo, la Policía contabilizó tres víctimas que perdieron la vida en rutas sobre el límite de la provincia, en la ruta provincial 4 en Buenos Aires.

Muertes en ruta.
De acuerdo a los datos obtenidos, la mayoría de los siniestros con víctimas fatales del 2018 han ocurridos en rutas nacionales (30), aunque las muertes en las provinciales no quedó muy atrás con 27. Es de público conocimiento que hay varias arterias interprovinciales que están en malas condiciones, como la 152, por ejemplo, donde los pobladores de localidades como Puelches vienen expresando su disgusto por la inacción de Nación que no arregla la cinta asfáltica. Sumado a la carencia de infraestructura en el asfalto y en la falta de inversión.
Este 2018 los vuelcos, producidos por colisión o por despistes, provocaron casi la mitad de las muertes (30) y fueron los siniestros que más se registraron (30) sobre los 60 que ocurrieron y contabilizaron víctimas fatales. Por debajo quedaron las colisiones laterales (14) y frontales (11), que sumaron 25 fallecidos, en sólo 15 accidentes. Este número se explica debido a la gravedad de los siniestros por el impacto de los vehículos a altas velocidades.
El alto número de siniestros registrados en éste último mes -17- puso en alerta al Gobierno provincial, quien no dudó en expresar su «preocupación» ante el elevado índice de muertes en las rutas provinciales y nacionales de nuestra provincia. Es así que ahondó esfuerzos en el Operativo Vida que comenzó hace pocas semanas y planteó una ofensiva para evitar episodios fatales en las rutas, caminos y calles pampeanas.

Fuera de La Pampa.
El flagelo de las muertes por accidentes de tránsito no escapa a ninguna de las rutas de todo el país, donde durante este 2018, lamentablemente se cobraron un total de 22 vidas de pampeanos, según el registro que realizó LA ARENA. El primero de ellos, y que conmocionó tanto a la localidad de General Acha como a este diario, fue en Mendoza donde falleció un menor de tres años, quien resultó ser el hijo de David López, corresponsal de este medio en dicha localidad.
El hecho ocurrió cuando el Ford Focus en el que viajaba la familia López fue chocado por otro automóvil, un VW Surán. Como consecuencia de ese incidente, el vehículo en el que viajaba la familia pampeana desbarrancó.
Junto a este accidente, 11 personas más perdieron la vida a causa de choques; ocho, por su parte, perecieron luego de protagonizar un vuelco y el 2 restante en otro tipo de siniestro.

Navidad trágica
Seis integrantes de una familia santarroseña -entre ellos tres menores de edad y una mujer embarazada- fallecieron en un trágico siniestro el 25 de diciembre pasado luego de que el vehículo en que se trasladaban -un Peugeot 206- fuera embestido en una uno de sus laterales por una camioneta Mercedes Benz, conducida por Esteban Hotz (único sobreviviente del choque). El choque se registró cuando el Peugeot intentó realizar una maniobra en «U» en la ruta nacional 5, a pocos metros del cruce con la provincial 7.

Muertes en zona urbana
A diferencia del 2017, donde se contabilizaron nueve muertes en zonas urbanas, el 2018 finalizó con cuatro más (13), donde dos fueron menores de edad. En General Acha, un niño de un año y cuatro meses perdió la vida luego de ser arrollado por una combi del municipio local.
En Victorica, el caso de Francesca tuvo repercusión nacional, luego de que la pequeña de 2 años falleciera a causa de los golpes que sufrió al ser impactada por una motocicleta -conducida por un adolescente que se dio a la fuga pero fue aprehendido más tarde- donará sus órganos.
Otro siniestro fatal sucedió el 13 de marzo: ese día Norma Digiorgio habría sido embestida de atrás por una «Trafic», cuando transitaba en su moto por la calle Alberdi y llegaba a la esquina de Santiago Alvarez, según relató su familia. Aparentemente, la ambulancia habría tardado más de lo debido, y ya en el hospital, no logró revertir su delicada situación y murió. El caso, sin embargo, tomó estado público un mes después a través de una conferencia de prensa que brindó Estrellas Amarillas, donde se denunció que esperaron de Fiscalía la asignación de un defensor público, pero nunca llegó y por eso la causa se retrasó.