Inicio La Pampa Le hundieron el cráneo de un piedrazo por una discusión

Le hundieron el cráneo de un piedrazo por una discusión

BARRIO NELSON MANDELA

Un hombre de 34 años fue agredido en la noche del jueves cuando un adolescente de 15 años le pegó un piedrazo en la cabeza que le fracturó el cráneo. Si bien los investigadores tratan de establecer el motivo que desencadenó el episodio, presumen que el detonante fue una discusión que se generó luego que la víctima se quejó por las molestias generadas desde una canchita cercana al lugar.
Según relataron fuentes de la Policía de La Pampa a LA ARENA, el episodio ocurrió alrededor de las 21 del jueves en la zona donde concluye la calle Corona Martínez, en el barrio Nelson Mandela. Allí, un hombre de 34 años que se encontraba en el frente de su vivienda fue atacado por el adolescente con varios piedrazos luego de una discusión.
Aparentemente, el hombre agredido manifestó su queja ante un grupo de jóvenes que se encontraban jugando al fútbol en una canchita ubicada sobre Corona Martínez y Andreotti, lo cual dio inicio a la discusión y posterior agresión.
«Hubo varias piedras pero una de ellas, de un importante tamaño, le dio en la cabeza y le produjo una fractura en el cráneo, por lo que el muchacho quedó inconsciente de inmediato y debió ser trasladado de urgencia al Hospital Lucio Molas», consignó una de las fuentes consultadas por este diario.
A su vez, contaron que cuando llegó el primer móvil policial el joven agresor ya se había retirado del lugar según el relato de testigos. De todos modos los efectivos de la Seccional Primera lo pudieron identificar y al comprobar que se trataba de una persona menor de edad convocaron a la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia para que intervenga en el caso.

Grave.
A causa del golpe que recibió en su cabeza, el hombre terminó inconsciente en el suelo y debió ser trasladado de urgencia al Molas. Allí, recibió fue intervenido quirúrgicamente y desde ese entonces está internado en estado grave en una cama de la Unidad de Terapia Intensiva.
Debido a que por su estado de salud no pudo abrir el trámite policial, los efectivos de la Unidad Funcional lo abrieron de oficio, por lo cual la causa ya se encuentra en manos del Juzgado de Familia Nº2 de la provincia, que a su vez notificó a la madre del agresor.