Inicio La Pampa Le pegó con una varilla y fue condenada

Le pegó con una varilla y fue condenada

NUEVE MESES DE PRISION CONDICIONAL Y PROHIBICION DE ACERCAMIENTO A SU HIJA

Una mujer fue condenada a nueve meses de prisión en suspenso por golpear a su hija de ocho años con una varilla de hierro. En el marco de un acuerdo de juicio abreviado, el juez de Control Gabriel Tedín también le impuso una restricción de acercamiento a la víctima.
La mujer condenada tiene 27 años y en octubre del año pasado fue denunciada por pegarle a su hija con una varilla y provocarle lesiones en sus extremidades inferiores, delitos enmarcados en la Ley 26.061 de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.
Por eso se abrió una causa penal que contó con un reciente acuerdo de juicio abreviado al que llegaron las partes con el aval de la propia imputada, que durante el proceso admitió su culpabilidad. En ese marco, el magistrado le impuso a la victimaria el cumplimiento de una serie de reglas de conducta durante dos años, además de los nueve meses de prisión en suspenso.
Entre las medidas dictadas por el juez se encuentra la prohibición absoluta de acercamiento y todo tipo de contacto, «por sí o por interpósita persona, o por cualquier medio electrónico con respecto a la niña; sin perjuicio que tal medida pueda ser modificada si existieran informes favorables».
Por eso, la Dirección General de Niñez, Adolescencia y Familia o de la Dirección de Acción Social deberá seguir de cerca la situación de la mujer para evaluar si es necesario algún cambio en las medidas. Sin embargo, se estableció que la madre de 27 años deberá abstenerse de efectuar «actos de intimidación, perturbación y/o molestias» respecto a su hija, realizar un tratamiento psicológico, fijar residencia y someterse al control del Ente de Políticas Socializadoras.

Argumentación.
En la lectura del fallo condenatorio, Tedín consideró como pruebas la denuncia que presentó una vecina de la victimaria y la víctima, que también contó con el aval de una funcionaria de la Municipalidad de Santa Rosa. Se practicó una Cámara Gesell a la niña y se secuestró el objeto con el que la mujer golpeó a su hija.
«Más allá del reconocimiento realizado por la imputada, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, considero que el hecho quedó debidamente probado», sostuvo el magistrado al tiempo que contó que «la niña relató que cuando sus padres discuten, su madre se desquita con ella y le aplica golpes reiterados con una varilla de hierro».