Le robaron el andador a un hombre de Alpachiri

VECINOS SORPRENDIDOS E INDIGNADOS

Desconocidos se llevaron un andador de un adulto mayor de Alpachiri que lo olvidó en la vereda. El hecho, que ocurrió el lunes a la tarde, fue denunciado este martes por familiares a través de las redes sociales. La Policía se enteró por LA ARENA porque nadie denunció y prometieron interesarse por este tema. “Ya vamos a ir a la casa a ponernos a disposición”, dijo el comisario.
Alpachiri es un pueblo tranquilo, todavía de esos en que quedan las puertas abiertas y nadie toca lo que no es suyo. Por eso, a los dos mil habitantes y a quienes conocen su idiosincrasia, esta situación causó sorpresa e indignación.
Los damnificados son una pareja de adultos mayores que vive en la calle 25 de Mayo. El lugar es céntrico, tanto que está a metros de la plaza principal y también de la comisaría.
Ayer este diario se contactó con una familiar quien relató la insólita situación. “A las 15 los pasó a buscar el taxi que los lleva habitualmente a Santa Rosa para hacer consultas médicas. Cargaron todo pero el andador que Juan usa quedó en la vereda. Recién se acordaron cuando pasaron por Padre Buodo. Cuando lo fueron a buscar ya no estaba”, explicó.
“Acá esas cosas no pasan nunca, queremos creer que ha sido algún chico con ánimo de una travesura porque pensamos que acá la gente no es así, de llevarse lo que no es de ellos. Pensamos que algún vecino podría haberlo visto y entrado, pero preguntamos a todos y nadie vio nada. Es un implemento que es necesario para que él camine, esperemos encontrarlo. Realmente no tiene un gran valor pero indigna que se lo hayan llevado porque le han complicado la vida”, se lamentó.

No hay denuncia.
El encargado de la comisaría de Alpachiri, comisario Francisco Cóndori, también se sorprendió por la consulta de LA ARENA. “Acá nadie hizo la denuncia, me estoy enterando por ustedes. Ya mismo vamos a ir a preguntarle a este señor y vamos a ponernos a su disposición para tratar de recuperar el andador”, afirmó.
“Este es un pueblo muy tranquilo, la gente deja permanentemente cosas en la calle. Los fines de semana es común que aparezcan bicicletas olvidadas pero nunca faltan. Realmente es una situación que no ocurre habitualmente”, concluyó.