Inicio La Pampa ¿Le "robó" el Aconcagua a San Juan?

¿Le «robó» el Aconcagua a San Juan?

CONFLICTO POR LOS LIMITES GEOGRAFICOS

El rastreo de los conflictos por los límites geográficos condujeron a un reclamo que hizo San Juan en su momento por el «robo» del Aconcagua. En este caso, al igual que lo ocurrido con las 200 mil hectáreas pampeanas, la acusación recayó sobre Mendoza. El conflicto llegó a su fin con la firma de un acuerdo, donde se la provincia cuyana se quedó con unos 12 kilómetros de su vecina.
La postura sanjuanina apunta a que 80 años atrás parte del cerro estaba en su provincia, pero que un conflicto de límites con la provincia mendocina en los años ’30 los dejó sin nada. La novedad fue dada a conocer en 2014 por el diario Los Andes, donde afirmó que esta postura fue sostenida por un fallecido historiador de San Juan, Horacio Videla, y que en aquel entonces fue rescatado para reivindicar parte de la montaña como un pedazo de tierra suya.
Videla era un destacado investigador, reconocido por su «Historia de San Juan». Además, fue vicegobernador, diputado provincial y llegó a crear el banco oficial. Murió en el año 2000 a los 95 años.
Su postura fue siempre clara: Mendoza le «robó» el Aconcagua a los sanjuaninos en la década del ’30, al menos la parte norte de la cumbre más alta de los Andes, que para él le correspondía históricamente a San Juan. «Y no estaba solo en esa apreciación: aún hoy hay especialistas que sostienen que la vecina provincia se dejó estar y que el ‘afán imperial’ mendocino logró llevar el Coloso para su molino», informó Los Andes.
«Mendoza presionó con ese afán imperial que tiene y se quedó con todo el Aconcagua, con las cuatro paredes, es un absurdo desde todo punto de vista. Están los responsables que firmaron, vaya a saber si habrán recibido presiones porque desde el siglo XIX se sabía que era el pico más alto de América y lo que eso podía redituar», declaró el profesor de Historia, Edgardo Mendoza, al diario Tiempo de San Juan, que ese mismo año publicó una nota recordando esta polémica bajo el título «Hace 80 años, cuando el Aconcagua era sanjuanino», una versión que sostiene según ese medio quien era gobernador en ese momento, José Luis Gioja.

El origen.
El conflicto se originó en 1934, cuando explotó entre ambas provincias una ardua discusión por los límites, en relación a las cuencas hídricas de los ríos Mendoza y San Juan y que se zanjó con una resolución del Instituto Geográfico Militar (antecesor del actual Instituto Geográfico Argentino) que «corrió» la línea que separaba Mendoza de San Juan un tanto más al norte, indicó el diario mendocino.
De esta manera, en San Juan sostienen que el Aconcagua quedó todo del lado de Mendoza, debido a que el estudio de los nuevos límites encargado por el Instituto Geográfico fue parcial, porque estuvo a cargo de un ingeniero mendocino, Roberto Guevara, a sueldo del gobierno de Mendoza. «Es decir que la ‘viveza’ mendocina pudo más que los derechos sanjuaninos», ironizó el artículo.
«Debido a esto, durante dos décadas ningún gobernador de San Juan aceptó suscribir este acuerdo limítrofe, al parecer ofendidos por la supuesta maniobra de sus vecinos. Hasta que en 1961, ambas provincias acordaron un arbitraje jurídico que se definiría en el Congreso Nacional. De ese debate participó el mencionado Horacio Videla, quien sin embargo renunciaría poco después como comisionado sanjuanino enojado con la ‘intransigencia’ de Mendoza», agregó. Finalmente, el 25 de junio de 1966 los gobernadores Francisco Gabrielli (Mendoza) y Leopoldo Bravo (San Juan) firmaron un acuerdo que delimitó toda la frontera entre ambas provincias, tal como estaba hasta el momento».