Inicio La Pampa Le sacan el auto por 18 meses a un inhabilitado por alcoholemia

Le sacan el auto por 18 meses a un inhabilitado por alcoholemia

IN FRAGANTI

El Juzgado de Faltas de Santa Rosa aplicó por primera vez esta semana un procedimiento mediante el cual secuestró un vehículo que era conducido por un hombre inhabilitado para hacerlo y no podrá recuperarlo hasta tanto concluya con su periodo de inhabilitación. «La diferencia con la retención es que en este tipo de casos no la pueden levantar enseguida», indicaron fuentes del organismo.

De acuerdo a la información a la que accedió LA ARENA, el sábado pasado personal de la Policía de La Pampa encontró a un hombre que conducía un Fiat Palio pese a tener sobre sí una inhabilitación para manejar. De acuerdo al expediente, el conductor fue considerado como «multireincidente».

Eso se debe a que cometió una primera sanción el año pasado mediante la cual le retuvieron el carnet de conducir y lo inhabilitaron para manejar durante un periodo de 18 meses desde marzo. Sin embargo, el imputado se resistió a cumplir con la medida y viajó hasta la localidad de Winifreda, donde obtuvo una licencia municipal tras falsear su información.

No era la primera vez que ese conductor realizaba esa maniobra, ya que según el expediente en julio del año pasado tramitó una licencia de conducir de la misma forma por lo que ya «se le había retenido el carnet anterior por la clara intención de eludir la acción de la justicia».

Por eso de manera inmediata le retuvieron el auto que fue trasladado al depósito municipal, donde permanecerá hasta que el conductor recupere de manera legal su licencia de conducir.

La medida.
De acuerdo a lo que supo este diario, la medida busca desalentar el incumplimiento de las medidas aplicadas por el Juzgado a aquellos conductores que fueron sancionados por una falta. El procedimiento está enmarcado en el artículo 56 del Código Municipal de Faltas y dispone una orden de secuestro «de cualquier vehículo automotor en el que se movilice el inhabilitado, remitiendo el vehículo al depósito municipal y poniendo a disposición del Juzgado este mismo».

La finalidad es que las faltas no se sigan cometiendo y que, como en el caso mencionado anteriormente, se desaliente a aquellos infractores que intentes eludir la imposición de las sanciones. «A esos efectos se torna necesario ordenar el secuestro de cualquier vehículo que fuera conducido por el inhabilitado, toda vez que dicho hecho contravencional revela ambos supuestos del mandato legal, en tanto elude la imposición de la pena de inhabilitación», indica la normativa.

Entonces, si un conductor o conductora que tiene retenido su carnet y está imposibilitado de conducir es encontrado por la Policía o personal de la Dirección de Tránsito a bordo de un auto, se lo secuestrarán de inmediato sin importar si está a su nombre o de un tercero. El trámite para recuperarlo se deberá hacer una vez que se termine el plazo de inhabilitación y pueda conducir nuevamente.