Inicio La Pampa Le secuestraron auto a Espartaco Marín

Le secuestraron auto a Espartaco Marín

CONTROL DE ALCOHOLEMIA A DIPUTADO PROVINCIAL ARROJO EXCESO EN MAXIMO PERMITIDO

El diputado provincial Espartaco Marín (Frejupa) no será pasible de que se le inicie una causa por violación del artículo 205 del Código Procesal Penal, por circular alrededor de las 2.30 de la madrugada del lunes y comprobarse en un control policial que tenía 1,24 gramos de alcohol en sangre. Sólo se le labró un acta contravencional y se le secuestró su vehículo.
En las primeras horas del domingo Marín regresaba solo desde la estancia Villaverde por la ruta de tierra identificada como provincial 12, sin advertir que al llegar al cruce con la ruta nacional 35 había un control policial. Al intentar ser interceptado con señas de luces pasó de largo, por lo que fue seguido por un móvil de la policía, que le dio alcance ya sobre la ruta de asfalto.
Convocado un móvil de Accidentología se le realizó el control de alcoholemia que arrojó que había excedido largamente el máximo permitido de 0,5%, por lo que se le labró un acta de infracción y se le retuvo su vehículo, un VW Vento.

«Una contravención».
Ayer Máximo Paulucci, consultado por este diario dijo que «la policía debe haber considerado que sólo cometió una contravención, que no hubo delito, y por eso no se convocó a ningún fiscal».
El funcionario fue más preciso y sostuvo que el artículo 205 del CPP no inhibe para «circular a cualquier hora del día», incluso de madrugada. De todos modos advirtió que la situación cambia si se advierte que alguien se retira de una reunión social pasada la hora 1 -fijada como límite en esas circunstancias-, que no se pudo comprobar en el caso del legislador que iba circulando por un camino vecinal. «Si volvía de un asado no se podía saber», completó una fuente policial, por lo que sólo se le labró el acta contravencional correspondiente.

Otro episodio.
Cabe recordar que hace algunos meses el mismo diputado fue protagonista de un confuso episodio cuando el mismo coche fue detenido en un control en la esquina de Pico y Quintana. En aquel momento el conductor se bajó rápidamente y escapó a pie dejando abandonado el auto.
Más tarde el propio «Taco» Marín sostuvo que él no estaba en ese momento en la ciudad y que el vehículo era conducido por un amigo al que se lo había prestado. Esa situación nunca fue suficientemente aclarada.

Marín admite.
Ayer, en un escueto comunicado, el diputado Espartaco Marín admitió la situación. «Quiero informar que efectivamente días pasados se me labró una acta por una infracción de tránsito. Asumiendo la entidad de la falta me puse a disposición de la autoridad competente y aboné la multa como corresponde».
Agregó el legislador: «Si bien pertenece al ámbito de mi vida privada, soy consciente de la contravención y de la exposición a que estoy sujeto, por lo que considero necesario brindar esta aclaración a la ciudadanía. Poniendo la cara como siempre lo hice, y lamentando y arrepintiéndome de lo sucedido», concluyó.

«Total repudio» de Estrellas Amarillas
La Fundación Estrellas Amarillas manifestó «su total repudio al accionar del diputado Espartaco Marín» y reclamó «una respuesta contundente de la Cámara de Diputados de La Pampa y de las máximas autoridades» provinciales. «No solo conducía con el triple del alcohol permitido, sino dando un pésimo ejemplo, exponiendo su propia vida y la de terceras personas, e incumpliendo la cuarentena». «¿Con qué autoridad moral podemos exigirle a la sociedad, si nuestros propios representantes violan las normas?», cuestionaron.