Inicio La Pampa "Lejos de volver a ser país normal"

«Lejos de volver a ser país normal»

La Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa salió ayer a rechazar la intervención del Grupo Vicentin, una determinación que tomó el presidente de la Nación, Alberto Fernández, mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, y que según los ruralistas pampeanos genera que la Argentina «se aleje cada vez más de volver a ser un país normal».
La dirigencia de la Agrícola emitió un comunicado de prensa en el que habla de «avasallamiento de los principios de la República» la decisión de intervenir Vicentin, una gigantesca exportadora de alimentos que tiene multimillonarias deudas y que durante el gobierno de Mauricio Macri recibió escandalosos préstamos del Banco Nación.
«Rechazamos la intención del Presidente de intervenir a Grupo Vicentin mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, así como también su posterior expropiación por ley a través de un proyecto que será remitido a la brevedad al Congreso de la Nación. Consideramos que se afecta seriamente el derecho a la propiedad garantizado en nuestra Constitución Nacional», afirmó la Agrícola Ganadera.
«Grupo Vicentin -agregan- se encuentra en un proceso judicial de concurso preventivo. Este proceso es un mecanismo legal que procura mantenerla en marcha y preservar las fuentes de trabajo. La decisión de intervenir la empresa avasalla los principios de nuestra República».
Según la dirigencia ruralista, «a lo largo de la historia, pudimos ver que las intervenciones y expropiaciones de empresas privadas que realizó el Estado nacional han fallado. La actitud de intervenir ilegalmente y luego expropiar empresas privadas resulta desprolija, ya que deja el camino libre para que los accionistas litiguen contra el Estado argentino, dejándolo expuesto a que se deba abonar cuantiosas sumas de dinero con el esfuerzo de todos los contribuyentes».

Incertidumbre.
Los referentes rurales añaden: «En el mundo complejo en el que vivimos, se debe actuar con seriedad y responsabilidad para generar la confianza necesaria para que los argentinos y extranjeros inviertan en nuestro país y así salir de la profunda crisis en la que estamos inmersos desde hace muchos años».
Finalmente, expresan que «este tipo de medidas produce un estado de incertidumbre que ahuyenta toda inversión productiva a largo plazo. Y sin inversión productiva, que sólo es posible con seguridad jurídica, estaremos cada vez más lejos de volver a ser un país normal».