Levantan guardia policial

ALTEO DEL BAJO GIULIANI

La obra de alteo que el gobierno provincial realizó sobre la ruta nacional 35, en la zona del bajo Giuliani, ya está prácticamente finalizada; por eso en las últimas horas se levantaron los puestos policiales que estaban dispuestos para advertir a los automovilistas que circularan con precaución.
Desde hace meses la policía tenía dispuesto, tanto desde el sur como desde el norte de la ruta, puestos policiales que pedían bajar la velocidad al tiempo que controlaban que no se generan problemas en la circulación. Esas guardias se levantaron y quedó un móvil de Seguridad Vial.
Al tramo solo resta hacerle la última capa de asfaltado mientras que los trabajos continúan en el sector de la ruta provincial 14, que va desde la 35 hacia el nuevo autódromo provincial y la localidad de Toay.
Los trabajos en el bajo Giuliani forman parte de la obra que la Provincia se ofreció a realizar para impedir que la altura que meses atrás había ganado el cuenco Este dejara a ambas rutas en riesgo de un corte por anegamiento. Cabe recordar que para ese momento -septiembre de 2017-, Nación enfrentaba serios problemas para finalizar obras de alteos en otros tramos de la RN35, como el de Embajador Martini y el ubicado entre Winifreda y Eduardo Castex.
El trabajo se realizó con personal y máquinas de la Dirección Provincial de Vialidad. Además de altear ambas trazas, las autoridades, en acuerdo con la Dirección Nacional de Vialidad, dispusieron el ensanchamiento de la ruta e hicieron banquinas nuevas.
Ese organismo pampeano tiene el compromiso de entregar la obra con “base negra” y señalización vertical (carteles), pero sin la señalización horizontal ni la carpeta asfáltica. De estas dos terminaciones se encargará la firma Burgwardt, que está contratada por el gobierno nacional y tiene su obrador en las cercanías.

Excesos hídricos.
Las inundaciones ocurridas durante el año pasado complicaron la circulación vehicular sobre el bajo Giuliani, a unos 5 kilómetros al sur de Santa Rosa. Por esto, el gobernador Carlos Verna le pidió a Vialidad Nacional la autorización para realizar el alteo.
La Legislatura pampeana aprobó en septiembre el convenio firmado con Nación para la construcción de un alteo para evitar el “aislamiento” de la capital pampeana por el excedente hídrico, producto de las intensas precipitaciones, la descarga de desagües cloacales, del sistema de pluviales y el trasvase de agua desde la laguna.