Inicio La Pampa Leve mejoría en afectado por botulismo

Leve mejoría en afectado por botulismo

HIJO DEL VECINO QUE PREPARO LAS CONSERVAS ADMITIO "DISCUSIONES POR RIESGOS" DE ENVASADO

Armando Kapluk, hijo de Basilio, dijo que tuvo discusiones con su padre sobre el riesgo que implicaba envasar ese tipo de alimentos. El vecino de Rancul sigue internado luchando por su vida en una clínica de Realicó.

(Realicó) – El hijo de Basilio Kapluk, de Rancul, el hombre que sufrió una intoxicación al ingerir alimentos en «malas condiciones» junto a sus amigos durante un almuerzo en un campo, dijo que su padre continúa internado en una sala de cuidados intensivos, y su estado de salud es estable. Armando, de profesión médico, radicado en Mendoza, dijo que su padre sufrió un paro respiratorio y permanece internado en un centro asistencial de Realicó, con respiración asistida y pronóstico estable.

El fin de semana, Kapluk, un conocido vecino de Rancul que elabora conservas, compartió un almuerzo con sus amigos y se infectaron de «botulismo». Hoy luchan por sus vidas.
Armando relató que su padre vive solo y tiene un taller de herrería. El sábado al mediodía almorzó con sus amigos y los síntomas comenzaron por la noche cuando llamó a su pareja que vive en Buenos Aires. Le manifestó que se sentía cansado y que le dolían mucho los ojos.

El domingo presentó un cuadro con mareos y se comunicó con el hospital local. Una ambulancia lo trasladó al centro asistencial, pero dada la gravedad del cuadro fue derivado hasta una clínica de Realicó.

«Hoy tiene una leve mejoría, hizo efecto el suero antitóxico que le han aplicado», remarcó Armando. En cuanto a la elaboración de las conservas, alimento que habría provocado el botulismo, expresó: «Me he criado junto a mi padre y él siempre elaboró conservas y en ningún momento sufrimos un problema. En este caso, en algún momento de la elaboración, ha quedado algo que no ha estado bien y llevó a que se produzca la intoxicación».

El médico recomendó a todas las personas que recibieron algún tipo de producto envasado por su padre no lo consuman. «Creo que se trató de un mix de verduras que incluía ají que es lo último que elaboró. Tenemos la esperanza que es el único frasco que ha contenido la toxina. De todas maneras, la gente de Bromatología ha trabajado en mi casa y se han llevado todos los productos».

Finalmente dijo: «Generalmente surge con productos que tienen mucha acidez como el caso del ají. Es más, esta situación me ha llevado a tener muchas discusiones con mi padre por los riesgos que implica envasar ese tipo de alimentos».
En el almuerzo participaron Luis María Ferioli, su cuñado, radicado ahora en General Pico, personas de Santa Fe, Pergamino y Mauricio Groso de Rancul.

Botulismo.
El botulismo alimentario es una enfermedad grave que se produce por la ingestión de la toxina botulínica, presente en alimentos contaminados. Los síntomas pueden comenzar con un cuadro de náuseas y vómitos, seguido de visión doble o borrosa, dificultad para tragar, hablar y debilidad muscular generalizada. El alimento no tiene alterado el color ni su sabor.
Habitualmente surgen entre las 24 o 36 horas de haber consumido el alimento.
Se trata de una intoxicación producida por la ingestión de alimentos envasados que están en malas condiciones, en especial embutidos y conservas.