“Ley corta”: Clarín pide restricciones

El Grupo Clarín impulsó en las últimas horas la introducción de cambios en la denominada “ley corta” de telecomunicaciones para restringir el uso de la infraestructura instalada por parte de compañías que no tienen redes de fibra óptica. El portal de noticias La Política Online reveló que la empresa que espera la autorización final a su fusión con Telecom, temía que Telefónica y Claro se montaran sobre sus tendidos de cables.
Las firmas de Clarín, Cablevisión y Fibertel, tiene la red más grande del país y pretenden utilizar esa ventaja comparativa frente las operadoras de telefonía móvil. Más allá de las intenciones de Cambiemos, el proyecto no logró ayer despacho de comisión porque el peronismo pidió una semana para analizar los cambios.
La posibilidad de que cualquier compañía pueda utilizar la infraestructura pasiva de las otras generó el rechazo generalizado de las cooperativas de servicios del interior del país. En ese sentido, el ex presidente de la CPE de Santa Rosa, Oscar Nocetti, fue uno de los voceros más elocuentes. Cabe recordar que en esta ciudad, la mayor inversión en fibra óptica pertenece a la entidad solidaria.
Los cambios que Clarín y Telecom propiciaron sostienen la obligación de los licenciatarios TIC a ceder el “uso y ocupación” de su infraestructura pasiva a competidores, pero sólo si “no afecta la normal prestación del servicio que brindan a sus clientes”. Los gobernadores peronistas, sobre todo Carlos Verna, de La Pampa, prefieren directamente que la posibilidad de ceder postes y ductos sea optativa y mediante convenios escritos. Y que las Pymes, los Estados provinciales y las cooperativas puedan negarse sin consecuencias.