Inicio La Pampa Llueven estrellas líridas

Llueven estrellas líridas

UN FENOMENO ASTRONOMICO PARA VER EN LA MADRUGADA

Los amantes del cielo nocturno tienen en estos días la oportunidad de observar una de las habituales «lluvias de estrellas» que ocurren cuando nuestro planeta atraviesa la estela de partículas que dejó el paso de un cometa. En este caso son las estrellas líridas, que se podrán ver durante las próximas noches pero recién a partir de las 3 de la madrugada, que es cuando la estrella Vega se levanta sobre el horizonte.
Aunque es una constelación pequeña, la Lira es fácilmente identificable por su estrella Vega, que es uno de los vértices del denominado «Triángulo de verano» y una de las estrellas más brillantes cuando se mira hacia el norte desde la latitud pampeana. El triángulo del verano se completa con Deneb, en la constelación del Cisne, y Altair, en la constelación del Aguila.

Bólidos.
El fenómeno de las líridas se produce cada año en esta época y se podrá ver en su mayor esplendor la noche del 22 de abril. La característica que hace especial a este fenómeno astronómico tiene que ver con que el rastro luminoso que deja esta lluvia de meteoros en el cielo puedo persistir un tiempo, lo que la vuelve bien visible.
Es que las líridas tienen la particularidad de que pueden producir bólidos, que son meteoros relativamente grandes que atraviesan la atmósfera como bolas de fuego. Además, el hecho de que este año coincida con la Luna nueva, es decir, cuando el disco lunar está totalmente oscuro, va a ayudar a que esta lluvia de estrellas fugaces se pueda observar en su máximo esplendor.
El fenómeno podrá observarse desde esta noche a la del 30 de abril . Su mayor intensidad se producirá en la noche del 22 de abril, donde será posible admirar en el cielo un número de estrellas fugaces que va de las 10 a las 20 por hora, según consigna el sitio de la Sociedad Americana de Meteoros.
Este fenómeno particular se produce cuando la órbita terrestre se acerca a la zona de detritos dejados por el cometa Thatcher (C/1861 G1), que se queman al entrar en contacto con nuestra atmósfera. El Thatcher orbita alrededor del Sol cada 415 años, aunque sus restos aparecen todos los años.
Las estrellas fugaces podrán observarse a simple vista mirando en dirección al norte, a partir de las 3 de la madrugada, y bien cerca del horizonte.