Inicio La Pampa "Lo más oscuro en democracia"

«Lo más oscuro en democracia»

LOVERA HABLO SOBRE EL ESPIONAJE ILEGAL DEL MACRISMO

El senador nacional por La Pampa, Daniel Lovera (PJ), expresó su malestar por aparecer en el listado de personas que fue espiada por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), durante la gestión del ex presidente de Mauricio Macri, y adelantó que se presentará a la Justicia para que esto «no vuelva a ocurrir nunca más».
Lovera fue incluido en una lista que incluye a 28 personas del mundo académico y 58 dirigentes empresarios, sindicalistas y políticos de izquierda, quienes sufrieron un espionaje ilegal, según la denuncia presentada. Según reveló Perfil, se trató de un seguimiento que se les había hecho a quienes participaron de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, de 2017. En el caso del legislador pampeano, en aquel momento era miembro de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios.
«A uno le da bronca e impotencia saber que está pasando esto», confesó en una entrevista con LA ARENA y remarcó que «el trabajo de espionaje interno no corresponde a ninguna práctica saludable dentro de un gobierno democrático».
El senador consideró que si «el Ministerio de Seguridad habilita o permite que su agencia espíe a funcionarios y funcionarias, instituciones y periodistas», se trata de «un problema de inseguridad, que es lo que uno siente cuando escucha todo esto».
Por estos motivos, afirmó que hay que actuar para que «en el futuro, tal como lo dijo el presidente cuando nos visitó en La Pampa, esto no vuelva a ocurrir nunca más en Argentina». En esa línea, indicó que espera que «la Justicia trabaje rápidamente y que sepamos quiénes son los responsables».

Para disciplinar.
Lovera comentó que, sin saber de estas últimas noticias, ya estaba trabajando sobre este tema en el Senado. «Estamos ordenando todo lo que Macri y su excepcional equipo desordenó. Por eso, el jueves pasado en la sesión, tratamos la derogación del decreto firmado por Macri, que trasladó el sistema de escuchas de la Procuración General de la Nación a un ámbito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación».
El senador recordó que ya era parte de la Cámara alta cuando Macri lo oficializó y remarcó que era un decreto «inconstitucional». A pesar de oponerse, «lamentablemente salió por mayoría y nunca se trató en el seno de la sesión».
«Es un decreto inconstitucional, porque el tema penal es una materia vedada. Los presidentes no pueden legislar en materia penal, o sea que Macri violó la Constitución Nacional y no podemos hacer caso omiso a eso, somos el Congreso de la Nación Argentina», enfatizó.
En ese sentido, confesó que «le da mucha bronca que hayan utilizado un dispositivo legal, que tiene que estar destinado a cuidar a los argentinos y argentinas del delito organizado, y lo hayan transformado en un sistema de espionaje contra quienes no pensaban como ellos».
«Y también a periodistas, afines y no afines, como forma de obtener datos por si es necesario disciplinar a quienes tienen la capacidad de influir en la sociedad o crear espacios de poder. Es muy grave, no lo podemos dejar pasar», advirtió.

Episodios oscuros.
Por otro lado, Lovera explicó que por el momento no habló con los otros dos pampeanos que se vieron afectados por el presunto espionaje ilegal, Espartaco Marín y Juan Carlos Marino, debido a que «tuvimos sesión el jueves hasta último momento». De todos modos, aclaró que mantuvo contacto con ellos «en su momento, cuando ocurrieron esas cosas. Me había solidarizado con ellos».
A su vez, comentó que se enteró el fin de semana que estaba dentro de la lista de personas espiadas y que desconoce «la lógica de la confección de esa lista. Ojalá que la Justicia nos informe rápido».
«Uno es ingenuo e intenta no pensar en conspiraciones, porque es muy malo para el sistema institucional, pero estos episodios son oscuros», sostuvo y consideró que «el hecho de que esté en manos de la Justicia habla de una intervención que ojalá sea rápida y que todos podamos saber qué paso».
«A uno le da mucha impotencia y hasta miedo, por las familias, ver que se han violado las libertades personales», agregó.
«Uno supone algunas cosas, pero el objetivo o la lógica las desconocemos. Estos es lo más oscuro que puede pasar en un sistema democrático, por eso hay que desterrarlo y a uno le da bronca cuando ve que no se quiera debatir estos temas, van a ser cómplices de este descalabro institucional que le hicieron a la Argentina», señaló.

«Nunca más».
Consultado sobre las conexiones del sistema de espionaje en La Pampa, donde se apunta a un ex empleado de Juan Carlos Tierno durante su paso por el Ministerio de Seguridad provincial, afirmó que «no hemos hablado» con el Ejecutivo. De todos modos, anticipó que hará «las presentaciones correspondientes. Uno quisiera que aparezcan los responsables, sean de donde sean y se explique por qué lo hicieron, cuál fue la lógica, y que tengamos la transparencia de acá en adelante para no vuelva a ocurrir nunca más».
«Estamos trabajando en este tema, estamos viendo si lo vamos a hacer en conjunto, lo estoy hablando en el Senado, o si lo vamos a hacer en forma individual. Seguramente la Justicia nos va a ir notificando, yo estoy a disposición. Espero que haya seriedad, que esto se termine y que no vuelva a ocurrir. Porque habla de una práctica antidemocrática que no puede ocurrir de nuevo. Tenemos que resguardar la institucionalidad».

«Un equipo de irresponsables»
Con respecto a la gestión de Mauricio Macri, el legislador consideró que se trató de «un equipo de irresponsables, y lo que pasó en la sesión del jueves también habla de su irresponsabilidad. Porque por un capricho, que se trataba este decreto (traslado del sistema de escuchas), se levantaron y se fueron sin posibilidad de contar con los dos tercios para tratar dos leyes, que ellos la semana próxima la van a votar favorablemente: la Ley de Alquileres y la ley para modernizar y darle validez al sistema educativo a distancia».
«Con esa irresponsabilidad gobernaron cuatro años en la Argentina. Lo hicieron con una serie de mentiras desencadenadas, no podemos permitir que esto siga pasando», afirmó.
De todas maneras, rescató como positivo la misión de «darle tranquilidad a la ciudadanía con procesos de transparencia en gestiones de responsabilidad pública. No podemos permitir que siga sucediendo esto, que es la manipulación de información personal, que lejos tiene la utilidad para fines orgánicos».
Para el senador, la olla que se destapó con respecto al espionaje «hace que la institucionalidad de la Argentina se vea vulnerada. Tenemos que estar todos de acuerdo, no importa el color político. Debemos resguardar la institucionalidad, que la Justicia actúe como corresponda y que aparezcan los responsables de semejante irresponsabilidad».

Allanaron productora
Rolando Graña, conductor del programa GPS, que se emite por A24, informó que ayer allanaron las oficinas de su productora, tras los audios de Alan Ruiz que difundió donde se confirmaba la operación contra el senador Juan Carlos Marino. La medida fue impulsada por «Dos juzgados federales de Lomas de Zamora: Villena y Auge», indicó el periodista y explicó que «buscan los crudos de nuestro programa de ayer sobre el espionaje en tiempos de Macri. Reclaman audios y fotos. Todo civilizado por ahora».